Superando el Sida

Información objetiva que desmitifica el Sida

Robert Willner, el pinchazo en el dedo con sangre de un VIH+ (Clean Hands)

Introducción

En unas jornadas disidentes sobre el sida celebradas en 1996, en Sestao (Blbao), tres años después de esa famosa conferencia en Lanzarote (Canarias), donde R. Willner se pinchó en el dedo con la sangre de un hemofílico vih+, tuve la oportunidad de conocer a Pedro Tocino, (el hemofílico etiquetado vih+ cuya sangre se inyectó en público el Dr. Robert Willner en el año 1993). Esas jornadas disidentes de Sestao las había organizado el Dr. Javier Rodiño y en ellas participó Alfredo Embid, junto a miembros del colectivo RIASE (Red de Información Alternativa del Sida de España) y otras personas que nos desplazamos hasta allí. Fueron unas jornadas memorables, no necesito decirlo, que permanecen en mi memoria a pesar de los años transcurridos. Algún día hablaré de ese evento.

También tuve ocasión de hablar por teléfono en aquellos años con Marisa Casares (y no Marisa Cáceres, como figura erróneamente en algún artículo), la empresaria que gestionó la conferencia de R. Willner en Arrecife (Lanzarote) y convocó a las agencias de prensa. Cuando hablé con ella me comentó que el Dr. Willner había fallecido de un ataque cardíaco, cosa extraña, según ella, pues era un hombre que se cuidaba mucho, tomaba antioxidantes y había escrito dos libros, uno sobre soluciones al cáncer y otro sobre el SIDA, (Marisa Casares estaba con la idea de traducirlos al español).

El siguiente artículo, muy bien tratado en la página de Clean Hands, narra el evento del pinchazo público con la sangre del hemofílico, así como su gran repercusión en los medios.

                                                                                            (Manuel Garrido Sotelo)

----------------------------------------------------

Robert Willner el famoso dedo del SIDA

Fuente: https://cleanhandss.blogspot.com.es/2009_09_01_archive.html?view=cl...

El Dr.Robert Willner médico con más de 40 años de experiencia, fue conocido por pertenecer a la mirada disidente de un grupo de personas que nunca creyeron que el virus del VIH fuese la causa del SIDA.
Autor de dos libros "La solución del cáncer" y "Deadly Deception" (Engaño Mortal).

En la contraportada de "Deadly Deception", el autor nos trasmite un mensaje comovedor. Dice:

“Día tras día individuos saludables continuan siendo diagnosticados como “positivos” por un test de VIH totalmente inexacto. Luego son tratados de una enfermedad inexistente con la droga AZT  (Zidovudina). Esta droga fue prohibida hace 30 años por su alto nivel de toxicidad”.

"Deadly Deception" (Engaño Mortal), es un libro de lectura fácil y obligatoria para cualquier persona, diagnosticada con el VIH o no, cuyos fundamentos concuerdan de base con los de Peter Duesberg.

En uno de los capítulos de "Deadly Deception" se relata una experiencia que merece la pena ser contada. Lo que sigue es un resumen del mismo.


En julio de 1993 el Dr.Robert Willner fué invitado por un amigo que vivia en Costa Teguise, en el Este de la Lanzarote, en Canarias (España).


A través de una circunstancia inusual, conoció a una mujer brillante, Marisa Casares, cuya ética y capacidad de análisis, condujo a una cadena de acontecimientos que sacudieron a toda España.
Después de que Marisa Casares leyera el manuscrito casi terminado de este libro, concertó una entrevista para que el Dr.Robert Willner se reuniera con Andrés Pallares, editor responsable del semanario de noticias de Lanzarote. Andrés se mostró reacio a hablar con un médico que aseguraba que el VIH no existía. Pero Marisa lo desafió y finalmente almorzaron en la Playa de Famara, tras dos horas de conversación el editor estuvo convencido.

El 25 de septiembre de 1993, se publicó en Lanzarte el primero de los cuatro artículos. Marisa organizó una conferencia para el público, que estaba de acuerdo y fué la encargada de la traducción simultánea.
A dicha conferencia se invitó a Pedro Tocino, al cual Marisa había visto en un programa de la televisión Española. Pedro llegó el domingo 10 de octubre con un manuscrito de un libro que había escrito, documentos del gobierno y su historial médico. Estaba luchando contra el sistema sanitario del gobierno, debido a su falta de rigor en permitir que la sangre contaminada fuese utilizada en las transfusiones y culpaba al AZT.


Pedro era un hombre amable, parecía estudiar con sus ojos y con cierta incredulidad que después de años de una batalla dura y solitaria, habiera un médico de su parte. Padecia hemofilia de forma leve, por eso dió positivo ante las pruebas de VIH y había sido envenenado lentamente por el AZT.

En la mañana del 13 de octubre de 1993, el Dr.Robert Willner meditaba sobre cómo podría crear una duda efectiva en la mente de una audiencia a la cual se le había lavado el cerebro con mentiras durante diez años, se acordó de un comentario hecho por Peter Duesberg, biólogo molecular de renombre mundial. En una conferencia que dió en 1989, mencionó que no le importaría que se le inyectara el virus VIH, pues era inocuo, si podía tener la certeza de que no contuviera algún otro ingrediente y Pedro, si se exceptúa el hecho de ser hemofílico y de haber sido tratado con AZT, era un hombre sano.


Después de obtener el consentimiento de Pedro para que lo ayudase en su experimento y para finalizar la conferencia delante de las cámaras, Pedro se clavó una aguja hipodérmica en un dedo de la mano hasta que quedo recubierto completamente con su sangre, después el Dr.Robert Willner introdujo profundamente la misma aguja hipodérmica en uno de los dedos de su mano.

Las fotos y la historia aparecieron en todos los periódicos importantes de España.
Se condenaba el acto por parte de los funcionarios del gobierno y se amenazaba con acciónes legales. El Dr.Robert Willner sabía que el gobierno no podía correr el riesgo de exponerses ante un tribunal de justicia, pero sí la responsabilidad de la industria farmacéutica y de los narcotraficantes.

Los estudios fraudulentos de la empresa Burroughs-Wellcome saldrían a la luz, la compañía podría ir la quiebra por demandas judiciales y sus funcionarios podrían ser objeto de cargos criminales. Si los adictos y potenciales consumidores de la droga sabían que era la droga la que causaba el SIDA, también podría suponer miles de millones de dólares en el comercio ilegal de drogas.

Varias cadenas de televisión llamaron al Dr. Robert Willner con peticiones para que compareciera ante las cámaras. Marisa sabiamente advirtió al Dr.Robert Willner de que el gobierno se negaría a ejecutar el experimento en sus emisoras, estarían controladas y no serían imparciales. Por lo de pronto aceptaron la petición de la cadena privada  Antena-3, en el programa matinal "Todo va bien", lider de audiencia en España en aquella época, dirigido y presentado por Pepe Navarro.


Ver la parrilla televisiva de la época http://hemeroteca.mundodeportivo.com/preview/1993/10/21/pagina-42/1272971/pdf.html#

Marisa negoció la comparecencia, acompañó al Dr. Robert Willner a Madrid con el fin de traducir de manera clara, a fin de que nada de lo que se dijera fuera malinterpretado. Pidiendo sólo para los gastos y que se pudiese revisar las preguntas antes del show. La dirección del programa a su vez le pidió al Dr.Robert Willner la disponibilidad de realizar otra vez el experimento con la punción de la sangre de Pedro Tocino ante la cámara.

El 20 de octubre una noche antes del show, se celebró una reunión previa con Pepe Navarro, el cual se mostró escéptico en un principio pero, tras más de dos horas de preguntas, su interés y actitud cambió, dando lugar a una gran preocupación por los hechos que se presentaban.

Se localizó mediante una llamada telefónica a Peter Duesberg de la Universidad de California para que Pepe pudiera hablar con él directamente. Pepe pidió a Peter Duesberg si podía enviar un fax con su apoyo, posicionándose sobre la estafa del SIDA. A la mañana siguiente, el canal televisivo comunicó al Dr.Robert Willner que no era necesario repetir el "pinchazo en el dedo" ante la cámara. El fax de Peter Duesberg y de una copia del Sunday Times del 3 de octubre de 1993, que el Dr.Robert Willner había traído, fue suficiente y se exhibió en la televisión. El titular de la primera página "Plaga de SIDA en África un mito " y los dos titulares en las páginas 10 y 11," La plaga que nunca fue", fueron vistos por millones de personas en toda España. Las llamadas telefónicas de los espectadores fueron de 4 a 1 a favor de la posición sobre la estafa del SIDA.


En Madrid, fué entrevistado por Pronto, revista semanal de más tirada en la época, con 4.000.000 lectores en España. El artículo de tres páginas titulado "Robert Willner: El virus VIH no causa el SIDA" fue muy favorable y honesto. Contiene fotografías en color de la yema del dedo ahora "famoso" y el titular del Sunday Times. Se realizaron ofertas para la publicación de este libro por empresas en varios países. Conferencias que incluyen a Peter Duesberg y otros disidentes.

La historía fue difundida por la Agencia "F", una de las cuatro agencias de noticias más importantes del mundo.


El Dr.Robert Willner se realizó las pruebas de VIH a su regreso a EE UU y dio negativo al test, declaró: "Si es necesario, pondré mi dedo con sangre contaminada por el VIH una y mil veces, hasta que esta estafa mortal y sus autores se detengan”.

Lamentablemente poco después de que el Dr. Robert Willner publicase este libro fue revocada su licencia médica para pacientes con SIDA y murió el 15 de abril 1995 de un ataque al corazón, nunca murió de SIDA aunque probablemente a los que defienden la teoría oficialista del VIH les habría gustado.

Publicado 22nd September 2009 por Clean Hands

 

 

 

 

 

Visitas: 317

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Superando el Sida para añadir comentarios!

Participar en Superando el Sida

Comentario por Marco el mayo 11, 2017 a las 7:34am

Muy interesante ver lo que en aquellos tiempos ocurria. Me pregunto por que los medios de comunicacion que en aquellos dias dieron el derecho de la duda a la disidencia y mostraron un poco de imparcialidad abriendo espacios donde se discutiera el tema con libertad ahora estan callados y hay una total censura. Sera que los callaron? o simplemente perdio fuerza la noticia y la mandaron al baul de los recuerdos?

Me causa una impotencia enorme ver como algo tan importante como la salud del ser humano sea manejado tan friamente y sean tan cuadrados para entender o pensar sobre temas como este. Necesitamos despertar y hacerlo ya. 

IMPORTANTE ANTES DE REGISTRARTE

Esta web tiene un carácter ABIERTO, por lo que recomendamos no usar tu verdadero nombre al registrarte para preservar mejor tu anonimato, ESTO ES MUY IMPORTANTE TENERLO EN CUENTA,  TU NOMBRE Y APELLIDOS, ASÍ COMO LOS COMENTARIOS QUE HACES AQUÍ, PUEDEN SALIR EN INTERNET

**********************************

Unirte es aceptar las

normas de uso de la red

******************************

Contactos personales:

habilitamos un espacio, ligado a ésta red social :
rayuela

© 2017   Creado por Manuel Garrido Sotelo.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio