Superando el Sida

Información objetiva que desmitifica el Sida

No colaborar con el fraude del sida (Manuel Garrido Sotelo)


Nadie esta obligado a cooperar a su propia perdida o a su propia esclavitud, la desobediencia civil es un derecho irrenunciable de todo ciudadano (Mahatma Gandhi)


Es posible que a muchos no les digan nada o les digan muy poco estas frases, (que he retocado levemente para acentuar más su significado), con las que nuestro compañero Alfredo, quien a pesar de no estar pasándolo físicamente muy bien en estos momentos, nos ha obsequiado, son palabras llenas de serenidad, donde se nos muestra un camino positivo de liberación, un camino limpio y coherente que se emprende desde una posición de consciencia y dignidad, sin conformismos, ni victimismos.

Se habla mucho de la desobediencia civil, las más de las veces se asimila a lo que se entiende como boicot, algo así como negarse a algo, o negarse a secundar algo, una especie de resistencia pasiva.

¿Qué es lo que hay detrás de la filosofía de la llamada “desobediencia civil”? ¿Qué significado tiene esa filosofía en el contexto de nuestra lucha?


El concepto de desobediencia civil nos recuerda a Gandhi (acabo de ver ahora que esa frase que cita Alfredo pertenece a Mahatma Gandhi), y a la lucha política no violenta, pero si bien este gran hombre fue quien llegó a ser más conocido por la práctica de esta filosofía, la idea de la desobediencia civil no es suya, sino de un personaje poco conocido, un norteamericano que vivió a mediados del siglo XIX, contemporáneo de Kropotkin, (la ayuda mutua como factor de evolución y muchos escritos desde el más puro humanismo), y de Tolstoi, con quien mantenía correspondencia, se trata de David Henry Thoreau.

El mismo Tolstoi se sorprendía de lo escasamente conocido que era Thoreau en los EE UU en comparación con otras figuras destacadas de la historia norteamericana, se preguntaba Tolstoi porqué las figuras que los norteamericanos más admiraban eran aquellas que habían logrado alcanzar grandes fortunas partiendo de origenes muy humildes, relegando al olvido a personas como Thoreau, el autor de los primeros escritos sobre la desobediencia civil.

El fundamento de la desobediencia civil es simple: allá donde veas una situación injusta, que repele tu conciencia, no colabores con ella, nadie te pide que pongas una bomba o que tomes un fusil, cosas que repelen a la conciencia de la mayoría, sino que en la medida de tus posibilidades no alimentes ni colabores al mantenimiento de esa situación. Hay que tener en cuenta que de la misma manera que hay muchas formas de colaborar con una situación determinada, también existen muchas formas de no colaborar con ella. También comenta Thoreau algo interesante a propósito de los males que nos aquejan, y es que en la medida que existe una colaboración nuestra, por activa o por pasiva, añado yo, en los males que nos aquejan, estos males no son inevitables, (pues de la misma forma que colaboramos a ellos, siempre podemos dejar de colaborar, y existen muchas formas de no colaborar).

Thoreau fue a la cárcel por negarse a pagar los impuestos en protesta por la situación de esclavitud que   vivía EE UU en aquellos momentos y por la guerra injusta que su país había emprendido contra México, (“un gobierno que alienta estos crímenes no merece mi aprobación, por lo que me niego a sostener con mi bolsillo esas injusticias”). Fue algo simbólico, tan sólo un día en la cárcel, pues un tío suyo al parecer pagó el impuesto por él, pero el gesto de Thoreau supone algo inaudito hasta ese entonces.

El concepto subyacente en la desobediencia civil es profundamente ético y revolucionario, otro de los aspectos más interesantes de esta filosofia es que, como toda acción firmemente enraizada en la conciencia, es sumamente eficaz desde el punto de vista de los resultados,  para un estado es preferible vérselas con un grupo armado o un grupo terrorista de cualquier tipo, (que va entrarle al estado en el terreno en que este es más fuerte), que contra movimientos de este tipo, contra los que no está ni remotamente preparado y contra los que nada pueden hacer cárceles ni métodos represivos, no nos extrañemos por tanto que Thoreau sea uno de los personajes más olvidados y silenciados, no sólo en los EE UU sino en el mundo entero.

No colaborar, ¿Con qué? ¿Contra qué?


El sida funciona como una inmensa cadena de montaje, donde cada parte sólo se ocupa de su tarea y de realizarla “bien”: los médicos piden tests de vih y prescriben tóxicos experimentales sin cuestionarse nada; los profesionales de la información teclean lo que les llega por los conductos mediáticos, sin preocuparse de hacer lo que en otros temas sería práctica habitual en un periodista: hacer preguntas; las ongs antisida, activistas subvencionados, (¿Desde cuando un activista es subvencionado por el poder económico y político? ¿No recuerda esto a los grupos de Acción Católica de antaño?; y ¿Qué hay del público de a pié? ¿Qué pasa con la inmensa mayoría de las personas? Pues que también ellas colaboran a este fraude, están engañadas sí, pero ¿Por qué tragaron tan rápidamente esta mentira? Porque las victimas de esta situación, (las victimas del vih para ellas), ya eran grupos “mal vistos” socialmente, (toxicómanos, homosexuales, negros,..); ¿Y qué hay de las propias víctimas de este fraude global? ¿No colaboran ellas también con el fraude?, asumiendo también, demasiado rápidamente su condición de enfermos, de víctimas, como “castigo” a una conducta, exigiendo ser intoxicados con nuevos fármacos; y finalmente, ¿De qué forma nosotros mismos, afectados críticos o disidentes, colaboramos con esta situación? Cuando acato sin más, cuando delego la responsabilidad de cuidarme en otros, (sean médicos oficialistas o disidentes, Manuel Garrido incluído), cuando consiento que sean otros quienes, en mi entorno familiar, o donde sea, decidan en mis asuntos, cuando asumo una condición de enfermo que no tengo, acudiendo cada 3 meses a la cita con un especialista, como si fuera un cardiópata o una persona con insuficiencia renal que va a diálisis cada x tiempo,  cuando no me responsabilizo de mi salud cuidándome, cuando me dejo llevar por los prejuicios a la hora de ver a los que son diferentes,…

La personas afectadas directamente por esta situación, junto con los familiares de personas fallecidas o enfermas y otras personas solidarias con nuestra postura, manifestamos a la sociedad nuestra decisión de no colaborar con nuestro silencio al mantenimiento de la actual política sanitaria que se sigue con respecto al SIDA, por ser algo que repele a nuestra inteligencia y a nuestra conciencia, y utilizaremos todos los medios lícitos a nuestro alcance para hacer valer nuestra dignidad y nuestros derechos, en la conciencia de que contribuimos con ello al bien de toda la humanidad.

------------------------------------

Más sobre D. H. Thoreau:

www.ucm.es/info/bas/utopia/html/turo.htm

 

 

 

Visitas: 735

Etiquetas: civil, desobediencia, disidencia, sida

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Superando el Sida para añadir comentarios!

Participar en Superando el Sida

Comentario por Ayn Randiano2 el febrero 14, 2012 a las 12:43am

estoy también seguro de que Ayn Randyano2 concuerda conmigo en que habitualmente las personas, si bien tenemos habitualmente acceso a los folletos de instrucciones de los medicamentos que consumimos, en cambio cuando recibimos un resultado de una analítica o una prueba médica de la naturaleza que sea, lo que menos nos pasa por la cabeza es lo que puedan decir los folletos de instrucciones de esos tests, (algo que probablemente ni siquiera lean demasiado los técnicos y responsables de laboratorio que manejan esas pruebas


Totalmente de acuerdo contigo, Manuel: A muy poca gente se le ocurre leer esos prospectos.

En el pecado llevamos -como sociedad- la penitencia: Quien no se informa de lo fraudulento del "diagnóstico" queda bajo su terror hipnótico.

Quien se informa de lo fraudulento de todo el constructo "VIH/SIDA" queda inmune a su terror, lo mismo que quien sabe que los horóscopos son una superchería no se preocupa por tener un "mal horóscopo" o quien no cree en el vudú es inmune a sus maleficios. No es casualidad que al SIDA se le ha llamado precisamente "Medicina Vudú".

Pasa exactamente lo mismo con las vacunas, la "quimioterapia", las mamografías, los "tests de cáncer de próstata" y muchas, muchas cosas más. La gente acepta acríticamente lo que se le dice, bien en la facultad como estudiantes de Medicina bien en la consulta como pacientes, con resultados espantosos.

Recuerdo una conversación que tuve con un médico explicándole que no había prueba sólida alguna de que la "quimioterapia" prolongase la vida a nadie. ¿Su respuesta?: "No puedo creerte y sé que has de estar equivocado porque tengo Fe  en que mis compañeros oncólogos hacen su trabajo correctamente"....y ahí se quedó el médico con la Fe en sus compañeros.

En los años 80 puedo aceptar que la gente se tragase lo que le contasen: No había Internet y a fin de cuentas el primer artículo de Duesberg no se publicó hasta Marzo de 1987. Poniéndome estricto conmigo mismo tengo revistas "normales" de 1984-86 que dan por supuesto que el "HTLV-III" causa SIDA, pero que leyendo entre líneas cualquier mente despierta (la mía no lo estaba entonces) puede apreciar que la teoría hace aguas por todas partes. Transcribí lo más importante del artículo aquí.

Sí: Bastaba con (1) acercarse a un vulgar quiosco de prensa en 1985, (2) comprar la revista "Conocer" Y (3) PENSAR para hacerse disidente del "VIH". Ya en 1985. Yo cumplí los requisitos (1) y (2), El (3) no lo cumplí. Releí esta revista hace poco (no la había leído desde los años 80) y me quedé HELADO al comprobar que en 1985 se me pasaron por alto las gravísimas contradicciones que ya entonces presentaba -aún a nivel de mera divulgación básica- la entonces naciente ortodoxia "VIH/SIDA".

En los 90 ya es más difícil de perdonar: Mi primera referencia del movimiento disidente me llegó en 1993. En castellano. Ya estaba el COBRA en actividad y había literatura en castellano. En 1996 ya se vendían módems en los quioscos, y uno se podía conectar a Internet al precio de una llamada urbana.

En

Comentario por anna insectisida el febrero 14, 2012 a las 12:23am

  Me quedo con el último párrafo de tu articulo y aquí seguiremos luchando por nuestros derechos y nuestra dignidad . Un montón de gracias por tu comprensión y un gran abrazo!

Comentario por Alfredo M.Escalante el febrero 14, 2012 a las 12:01am

Ante todo estoy muy agradesido al Dr:manuel Garrido por su observación y reflección de los factos los cuales me refrescascan las memorias de la dignidad para conmigo mismo y con el medio social.

*

Comentario por Manuel Garrido Sotelo el febrero 13, 2012 a las 3:42pm

Pido disculpas por no haberme expresado todo lo bien que debiera en este terreno tan sensible, por lo que a la luz de los comentarios de Ayn Randyano2 y de Anna Insectisida, que agradezco sinceramente, quiero matizar esas frases, pues al fin y al cabo lo que pretendí al escribir este artículo, que me salió del alma, no fue el hacer una minuciosa descripción de hechos sino el suscitar una reflexión.

Si ahora escribo esto no es con la intención de poner un mal remiendo, (mi pensamiento no ha variado, las personas que me conocéis sabéis cómo pienso al respecto), precisamente no hace mucho fui muy crítico con ciertas opiniones del dr Giraldo, (al igual que lo fueron bastantes personas de esta red), que entendí como un intento de culpabilizar y moralizar, cargando las tintas sobre quienes son más las víctimas de un fraude que unos enfermos de nada. De ahí que cuando planteo la pregunta de hasta qué punto no colaboran las víctimas de esta situación con ese fraude, (habría que poner entre comillas lo de colaboran para significar que se trata en todo caso de una forma inconsciente de colaboración), estoy pensando en algo a lo que hace referencia Michael Ellner en el video terror hipnoptico inducido por el diagnóstico, y es que es un hecho que, al menos al principio de esta crisis, en que la mayoría de las víctimas eran o bien homosexuales o bien toxicómanos, los sentimientos de baja autoestima, el autoodio, la baja autoestima en definitiva, (como consecuencia de problemas de drogas o una condición homosexual no asumida, vivida con culpabilidad), eran y todavía siguen siendo frecuentes.

Mi mensaje es de cara a nosotros e intenta llamar la atención acerca del hecho de que si bien debemos luchar contra una situación que es básicamente un fraude, no debemos olvidarnos de intentar estimular en nosotros la autoestima, que el intentar buscar motivos para amarnos a nosotros mismos también es una forma de ayudarnos a luchar contra este fraude que tanto traumatiza a las personas. Y cuando escribí la expresión "exigiendo ser intoxicados", lo hice pensando en aquellos grupos, sobre todo gays, en los EE UU, (cuyos líderes después supimos que habían recibido dinero de ciertas farmacéuticas), que se manifestaron exigiendo el fin del ensayo clínico sobre el AZT y que se diera a todo el mundo, o sin ir más lejos los grupos de activistas que exigen hoy en día en todo el munco el acceso de todos a unos fármacos tóxicos y experimentales.

A otro nivel, concuerdo con Ayn Randyano2 en que la falta de espíritu crítico en las personas, un mal bastante generalizado en prácticamente todo el mundo, es un factor que juega su papel también aquí, estoy también seguro de que Ayn Randyano2 concuerda conmigo en que habitualmente las personas, si bien tenemos habitualmente acceso a los folletos de instrucciones de los medicamentos que consumimos, en cambio cuando recibimos un resultado de una analítica o una prueba médica de la naturaleza que sea, lo que menos nos pasa por la cabeza es lo que puedan decir los folletos de instrucciones de esos tests, (algo que probablemente ni siquiera lean demasiado los técnicos y responsables de laboratorio que manejan esas pruebas y son quienes tienen acceso a ellos).

En junio de 1987 cuando me sometí a ese test, entendí que el resultado correspondía a lo que me decían, no tenía elementos de juicio, como le sucede a la inmensa mayoría de la gente, no tenía elementos para desconfiar, como tuve después, cuando pasaron 6 años y empecé a leer otras cosas.

Con respecto al AZT, que era lo que se recomendaba de aquella, a pesar de no saber lo que después supe, me abstuve muy bien de tomarlo, había leído que era un fármaco de quimioterapia de cáncer (es decir, como médico sabía lo que significaba que el AZT perteneciera a la familia de medicamentos más tóxicos del arsenal farmacéutico, y que con seguridad me acabaría matando a la larga el fármaco), y eso fue suficiente, esa información no la tenían la práctica totalidad de las víctimas.

Estoy de acuerdo con Ayn Randyano2 en que se suele tener un pedestal a los médicos y a la medicina moderna, algo que tiene que cambiar y ya está empezando a cambiar afortunadamente.

Comentario por anna insectisida el febrero 13, 2012 a las 12:02pm

  ¿ Las víctimas del fraude global? Si a uno le dicen en 1990 que le quedan tres años de vida como mucho, porque el sida no tiene cura, y que lo único que hay es una "cosa" que se llama Retrovir, aparte del Septrim para evitar infecciones oportunistas, qué hubieras hecho tú? aunque la gente sabía de los efectos adversos del AZT lo tomaban porque peor era morirse.

  Las víctimas, por cierto no todas lo aceptaban como un "castigo" a su vida de drogas, sexo y rock´and roll, por la sencilla razón de que no llevaban esa vida "desenfrenada", se rebelaban y luchaban por seguir viviendo, pero pocas pudieron informarse, porque simplemente no había información. La gente aún confiaba en la bondad de los médicos y de la ciencia, ahora tan corruptos, no existía la información que tenemos ahora a nuestro alcance, que estaba entonces restringida a revistas científicas "oficialistas" además, y era imposible encontrar   voces. disidentes. Conozco personas que ingresaron en un hospital con una neumonía normal y corriente y salieron diagnosticados Vih+, personas alejadas completamente de conductas digamos "anormales".

  Hay que ponerse en el lugar de esas personas en lugar de ofender diciendo que asumieron rápidamente su condición de víctimas. Para muchos, demasiados, este fraude tiene y sigue teniendo consecuencias fatales, lee los testimonios de la gente y te darás cuenta de lo que implica , para muchos, el dianóstico fatal.  

Comentario por Ayn Randiano2 el febrero 13, 2012 a las 10:24am

¿Y qué hay de las propias víctimas de este fraude global? ¿No colaboran ellas también con el fraude?, asumiendo también, demasiado rápidamente su condición de enfermos, de víctimas, como “castigo” a una conducta, exigiendo ser intoxicados con nuevos fármacos


Muy sabias palabras.

Siempre he dicho que la maquinaria  "VIH/SIDA" no hubiera siquiera empezado a funcionar si en 1985 (año en que apareció el "test de anticuerpos al VIH") los pacientes hubiesen tenido la precaución elemental de simplemente leerse los prospectos de los "tests de VIH", igual que cuando uno compora un coche uno ha de dedicar una tarde a leerse con cuidado el manual de instrucciones (cosa que casi nadie hace).

¿Y cuánta gente hubiese tomado AZT después de leerse el prospecto del AZT?.

Pero a la gente le encanta delegar responsabilidades, con consecuencias fatales:

* Los "investigadores VIH" delegan en los "investigadores VIH" anteriores. Suponen que habrán hecho bien su trabajo y que las premisas de la (pseudo) "Ciencia VIH/SIDA" son correctas.

* Los médicos delegan en los "investigadores VIH". Suponen que habrán hecho su trabajo correctamente al dar normas para "tratar la infección por VIH".

* Lo pacientes suponen que los médicos saben lo que se hacen. Los que hacen los "tests de VIH" desvergonzadamente nos confiesan en el prospecto de estos que un pa...

Y así, los unos por los otros la casa por barrer. En realidad NADIE piensa críticamente.

Como escribió un famoso general norteamericano del la 2ª Guerra Mundial, famoso por sus puntos de vista heterodoxos:

Cuando todo el mundo piensa lo mismo es que nadie está pensando.

George Patton

Como escribió la mujer que nda nombre a mi avatar:

"No digas que tienes miedo de confiar en tu mente porque sabes tan poco.¿Estás más seguro abdicando ante los místicos y descartando lo poco que sabes?. Vive y actúa dentro de los límites de tu conocimiento, y continúa expandiéndolo hasta el fin de tus días. Redime tu mente de la casa de empeños de la autoridad. Acepta la verdad de que no eres omnisciente, pero que convertirte en un zombi no te dará omnisciencia- que tu mente es falible, pero abandonarla no te dará infalibilidad- que un error al que hayas llegado tú mismo es más seguro que diez verdades aceptadas por la fe, porque el primero te deja con los medios para corregirlo, pero las segundas destruyen tu capacidad para distinguir la verdad del error."


Ayn Rand

Comentario por Manuel Garrido Sotelo el febrero 12, 2012 a las 6:35am

Recuerdo esta frase que dijo Lucrecia, (la persona de esta red que creo el primer grupo de trabajo de esta red, "contra el miedo el amor"), el 6 de enero de 2010, ."tenemos derecho como población a crear nucleos de resistencia amorosa al daño que quieren causarnos por interes economico y de dominio ideologico"...

Recuerdo y tengo presente también el comentario-discusión que hizo Anna Insectisida, "tengo un sueño".

Comentario por Manuel Garrido Sotelo el febrero 12, 2012 a las 3:11am

Gracias Alex, y gracias Sergito, a veces pienso, por todo lo que he podido ver en los comentarios que me han hecho, tanto los publicados en la página, como en los correos que me han enviado, como por por otros medios, que esta página es como una especie de centro para personas traumatizadas, (como esos centros especializados para personas que han sufrido una experiencia fuerte que les ha marcado y condicionado mucho, como los que hay, yo que sé, para mujeres violadas, para niños de la guerra, secuestrados...u otro tipo de centros para personas que han vivido situaciones traumatizantes, estamos ante un inmenso fraude que además de enfermar y causar la muerte de personas, es tremendamente traumatizante, nos vuelve a las personas como una especie de inútiles para todo, descreidos, no confiamos o confiamos muy poco en nadie, esa es la verdad. Se pierden las ilusiones, se cae en el victimismo, se ve esta situación como una catástrofe que nos ha caido encima y que poco podemos hacer, sin embargo, como nos sucede casi siempre, no conocemos el valor de nuestra propia fuerza .Antes que nada, o al mismo tiempo que pensamos en qué hacer o que no hacer para ayudar a poner fin a esto, debemos curarnos nosotros mismos. Esta lucha necesita de mucha serenidad, (para alarmismos y llamadas a la acción, ya están los oficialistas), que es cuando surgen las mejores ideas, las más creativas y las más factibles.

Para los que piensan que la desobediencia civil es algo así como una utopía, que vean el ejemplo en estos momentos de los policías griegos, negándose a reprimir a los ciudadanos, ("no aceptaremos que nos pongan a matar a nuestros hermanos") y pidiendo que se les impartan órdenes para la captura, como grandes delincuentes que son, del presidente del FMI, del Banco Central Europeo, y otros pájaros.

¿Os imagináis a los médicos manifestando que se niegan a pedir tests de vih a las personas por considerarlo un acto peligroso que no tiene justificación y que puede provocar su  muerte? ¿O negarse a seguir los protocolos establecidos sobre el modo de tratar a los pacientes con vih? Aunque el estamento médico en general es muy conservador, es muy probable que esto lo veamos un día, quizás no en la mayoría de los médicos, no lo sabemos en realidad, pero sí en muchos de ellos.

Comentario por Larrou el febrero 12, 2012 a las 2:32am

Muchas gracias Alfredo, por compartir con nosotros y hacernos llegar esa pequeña frase de Gandhi,  que dice tantísimas cosas, y nos lleva a reflexionar sobre esta injusticia, haciéndonos conscientes a NO COLABORAR con nuestro silencio a este FRAUDE DIABÓLICO. 

Un abrazo muy fuerte

Comentario por sergito el febrero 12, 2012 a las 1:42am

Gracias, Manuel. Te mando un abrazo fortísimo con todo mi cariño. Sergito.

 

IMPORTANTE ANTES DE REGISTRARTE

Esta web tiene un carácter ABIERTO, por lo que recomendamos no usar tu verdadero nombre al registrarte para preservar mejor tu anonimato, ESTO ES MUY IMPORTANTE TENERLO EN CUENTA,  TU NOMBRE Y APELLIDOS, ASÍ COMO LOS COMENTARIOS QUE HACES AQUÍ, PUEDEN SALIR EN INTERNET

**********************************

Unirte es aceptar las

normas de uso de la red

******************************

Contactos personales:

habilitamos un espacio, ligado a ésta red social :
rayuela

© 2014   Creado por Manuel Garrido Sotelo.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio