Superando el Sida

Información objetiva que desmitifica el Sida

Inventan nueva epidemia que afecta a aborígenes australianos

Al parecer, “expertos internacionales”, que no son otros que nuestro bien conocido Robert Gallo al que se suman unos cuantos “bichicomas” del Reino Unido, Japón, Australia...científicos que tienen en común el hecho de vivir del cuento de los virus, están alarmando a la población con noticias – sin la más mínima base objetiva - sobre una supuesta epidemia que afectaría, de un modo bastante exclusivo, a la población aborigen de Australia.

Pero cuando vamos a ver estas noticias alarmantes, (una de The Guardian Australia y otra de la CNN), resulta que el agente infeccioso en cuestión es también un “viejo conocido” nuestro: nada menos que el virus HTLV-1, que ahora reaparece al cabo de los años provocando patologías que no tienen nada que ver con las que se le atribuían hace 35 años (deben pensar que, al haber pasado más de tres décadas, ya nos habíamos olvidado). Pero vayamos al HTLV-1.

 

¿Qué sabemos del HTLV-1?

 

El HTLV-1 es un virus, perteneciente al parecer a la familia de los retrovirus, descubierto supuestamente por Robert Gallo unos años antes de que afirmara haber descubierto el "virus del sida". ¿Recordáis que, en su día, cuando Gallo anunció en una rueda de prensa con la ministra de sanidad Margaret Heckler (de la que se acaban de cumplir 34 años), que había descubierto el virus que era la “causa probable del sida”, lo llamó virus HTLV-III (virus que más tarde se denominó VIH), como queriendo indicar que el supuesto retrovirus estaba emparentado con los dos retrovirus supuestamente descubiertos por él unos años antes, el llamado HTLV-I y el llamado HTLV-II?

 

Así que HTLV-I, quiere decir virus Virus de la Leucemia de Células T Humana y Leucemia de Células T en Adultos, (Gallo más tarde cambió lo de Leucemia por Linfotrópico) y al parecer fue descubierto por Gallo en una cepa de células T (un tipo de linfocitos, años más tarde llamados linfocitos CD4) procedentes de un paciente de leucemia de células T. Al parecer, a este virus transmisible por sangre, sexo, de madre a hijo...con períodos de latencia de 55 años...(igualito en ese sentido que el virus del sida), se le atribuía originalmente un tipo raro de leucemias, pero ahora, mira por dónde, se le atribuyen un montón de patologías diversas (una “miríada de enfermedades, según la noticia de la CNN), que afectarían -según estas eminencias- a los aborígenes australianos.

 

Argumentos manejados en su día por el Dr. Duesberg que desmontan el fiasco de HTLV-1

 

Si bien se han omitido otros argumentos excesivamente técnicos, remitiéndonos sólo a aquellos argumentos que resultan no sólo más comprensibles sino más contundentes, se exponen algunos de los argumentos que manejó el experto en retrovirus mundialmente reconocido Peter Duesberg para echar por tierra esta peregrina teoría del HTLV-1 como supuesto causante de la Leucemia de Células T en el Adulto (o cualquier otra patología que se le atribuya, se puede decir, sobre todo después de conocer quién o quiénes son los artífices de esta estrafalaria idea).

 

Estos son algunos de los argumentos manejados en su día por Duesberg en la Revista Cancer Research, en el mismo artículo que echaba por tierra la idea del virus del sida, la existencia de los virus lentos y otras cuestiones:

- Según la Cruz Roja Americana, hasta septiembre de 1989 no se había informado de leucemia de células T asociada a infección de HTLV-1 transmitido a través de transfusiones, a pesar de que 65.000 norteamericanos estaban supuestamente infectados de HTLV-1 y cada año se administraban 12 millones de donaciones de sangre a millones de receptores en los EE UU. Por tanto, el HTLV-1 no puede ser suficiente para producir leucemia.

- Como los virus son patógenos rápidos en potencia, y la leucemia aparece sólo 55 años después de la infección, el HTLV-1 no puede bastar para producir leucemia.

- La afirmación del Registro Americano de Linfoma/Leucemia de Células T de que “aunque la mayoría de los casos de Leucemia de Células T están asociados al HTLV-1...muchos no lo están”, así como los informes de leucemias sin virus en Japón y otros países, ponen de manifiesto que el HTLV-1 ni tan siquiera es necesario para causar la enfermedad.

 

¿Quién iba a imaginar que este chapucero descubrimiento de Gallo, que no logró convencer en su día a sus colegas -de hecho no consiguió, como era su deseo, ser aceptado como miembro de la NAC, la Academia Nacional de Ciencias de los EE UU- iba a reaparecer de nuevo, 35 años más tarde, esta vez como responsable de una supuesta epidemia, no de leucemias, sino de todo un conjunto de problemas (“una miríada de problemas”, dice el artículo de la CNN), afectando a los aborígenes australianos?

 

Por supuesto, antes de la aparición entre los aborígenes de patologías que hicieran pensar en algo nuevo, la supuesta epidemia comenzó, según todos los indicios, en los medios de comunicación (como en el caso del sida) creando pánico entre la población, de hecho, como consecuencia de esa labor irresponsable y demencial, en estos momentos la psicosis de epidemia entre los aborígenes australianos es algo serio.

 

Parece ser también que, al igual que en el caso del sida, hubo aquí unos señores que se dedicaron a ir por algunas poblaciones de aborígenes testando a la población con sus test chapuza, resultando unos “porcentajes altísimos de infección” por HTLV-1, a pesar de no existir nada extraño, ni nuevo, en la situación sanitaria de esas poblaciones. Algo similar a lo que hizo Gallo a principios de los años 80, que se fue a África con sus “tests de vih”, los cuales daban un montón de resultados positivos (en la etnia turkana, por ejemplo, el porcentaje de positivos era del 50%, a pesar de no haberse visto nunca un sólo caso de sida en esa etnia). Parece ser que, como en su día se hizo con el caso de Africa y el vih, en Australia hicieron unos sencillos cálculos: si en tantas personas hay x resultados positivos en el total de aborígenes habrá tantos “infectados”, de ahí esas “alarmantes cifras”.

 

Las noticias, como las que siguen, tomadas en el primer caso de The Guardian-Australia y en el segundo caso de la CNN, son de lo más alarmantes, como podéis ver.

 

¿Quienes salen ganando con esta epidemia ficticia?

 

¿Y quiénes están detrás de este interés por declarar una inexistente epidemia infecciosa (parece que también se transmite por sexo), es decir, quiénes son esos “expertos mundiales” que están creando alarma sobre esta supuesta epidemia, pidiendo que se hagan más tests y se pongan medios para hacerle frente?

Pues como podéis ver en ese par de artículos que siguen, se trata de personas de instituciones con claros intereses económicos de por medio, empezando por el delincuente Robert Gallo, al que se ha sumado otro señor, que dirige el centro de Retrovirus del Reino Unido, otro de un organismo similar de Japón, y algún infectólogo de Australia, más los correspondientes políticos de turno, en este caso la Directora Ejecutiva del Congreso Indígena (que la pobre no se debe enterar de gran cosa).

Por supuesto, el sinvergüenza Robert Gallo es quien se llevará de entrada la principal tajada, ¿Por qué? Porque el descubridor de un virus tiene parte en todo cuanto test de detección se realice, así como en toda vacuna que se administre, caso de descubrirse una.

Así que, si se hacen tests a toda la población aborigen (unos tests que serán todo menos baratos), es de esperar que el volumen de negocio sea considerable y no digamos si, como todo parece indicar, tienen pensado ya algún tratamiento supercaro para tratar al temible virus, temible virus porque los medios se encargarán de mostrarnos imágenes de personas en gravísimo estado como resultado de la acción del virus, (que sean imágenes de los efectos en las personas de otras cosas, como sucedió durante años con las imágenes de “enfermos de sida” en etapa terminal a quienes se había administrado AZT, que nos vendieron como victimas del vih...eso es otro cantar). Esos fármacos se venderán, mejor dicho, los pagarán los sistemas públicos de salud, presionados por el clamor popular que se despertará ante la difusión por los medios de la inminente “tragedia” que se cierne sobre la población indígena.

 

En fin, os dejamos con las noticias, de las que recogemos algunos fragmentos más significativos.

 

 

LA NOTICIA SEGÚN THE GUARDIAN AUSTRALIA

 

Expertos mundiales piden a Australia que actúe sobre el devastador virus HTLV-1

 

Fuente: https://www.theguardian.com/australia-news/2018/apr/28/world-experts-call-for-australia-to-act-on-devastating-htlv-1-virus?CMP=share_btn_fb

 

 

Un médico del Reino Unido dice que la "alarmante" tasa de infección del 45% en el centro de Australia exige acción

Lorena Allam y Justin McCurry
Vie 27 abr 2018 23.00 BST Última modificación el vie 27 abr 2018 23.17 BST
   
Al profesor Graham Taylor le preocupa que Australia ni siquiera tenga un régimen de tests de detección para el virus HTLV-1.

 

El desconocido pero devastador virus que afecta a miles de personas en el centro de Australia es un "problema muy importante", según expertos internacionales en HTLV-1.


El médico líder en el Virus Linfotrópico Humano del Reino Unido dijo que estaba "conmocionado por la extraordinaria tasa" de infección entre las comunidades aborígenes del centro de Australia y advirtió que los gobiernos y los profesionales de la salud tendrán que realizar un "gran esfuerzo" para hacer frente al problema.


El Prof. Graham Taylor es el jefe del Centro Nacional de Retrovirología Humana del Reino Unido en el Imperial College de Londres.

"Australia Central tiene la tasa de prevalencia más alta registrada de HTLV-1 en el mundo. Una tasa de infección del 45% en las comunidades es impactante para mí ", dijo.


En Japón, una campaña pública concertada ha reducido la transmisión de HTLV-1 en un 80% en los últimos 20 años. El Prof. Yoshi Yamano dijo que Australia necesitaba un estudio exhaustivo "urgente" para mapear la propagación del virus, ya que HTLV-1 podría ser más frecuente de lo que se pensaba.


Esta semana, Guardian Australia reveló que en cinco comunidades alrededor de Alice Springs, más del 45% de los adultos evaluados tenían el virus, una tasa miles de veces mayor que la de los australianos no indígenas.

Qué es HTLV-1?

Un médico de enfermedades infecciosas en el Instituto Baker en Alice Springs, el Dr. Lloyd Einsiedel, también encontró una fuerte relación entre las altas tasas de infección por HTLV-1 y la enfermedad pulmonar fatal, bronquiectasia.

Esta investigación es de gran interés para su homólogo británico, Taylor. "Es diferente a lo que todos los demás han visto, aunque él describe una enfermedad que se conoce en otros lugares. Pero los pacientes que está viendo están muriendo, y muriendo jóvenes.
"Cada persona cuenta", dijo Taylor. "No debemos descuidar más a esta comunidad, las tasas de enfermedad en esta comunidad y las tasas de mortalidad en esta comunidad".

"Es un problema muy importante y debe haber un esfuerzo extenuante para enfrentarlo". No será fácil, se complica por la cultura y la lejanía, pero esta es una infección prevenible. Estas son muertes prevenibles ", dijo.

En el Reino Unido, se estima que entre 20,000 y 30,000 personas han sido diagnosticadas con HTLV-1 positivo. Esto lo coloca en la categoría de enfermedades raras. Sin embargo, desde 1991, el Reino Unido ha mantenido un centro nacional de investigación y tratamiento del virus y sus complicaciones letales.


El ministro federal de salud indígena, Ken Wyatt, le dijo a Guardian Australia: "El mejoramiento de la salud indígena es una prioridad principal".

 

Una barrera ha sido la disponibilidad de análisis de sangre para determinar quién tiene el virus y, lo que es más importante, su carga viral. Cuanto mayor es la carga viral, mayor es el riesgo de complicaciones graves.


El Prof. Yoshi Yamano dice que Australia necesita hacer un estudio urgente e integral para mapear la propagación del virus HTLV-1. Fotografía: Justin McCurry para The Guardian

Las pruebas para HTLV-1 en Australia son costosas y los resultados pueden tardar seis meses en regresar porque actualmente se realizan como parte de un programa de investigación. La prueba de carga proviral aún no está disponible públicamente.


La ministra de Salud del Territorio del Norte, Natasha Fyle, le dijo a Guardian Australia que le escribiría a sus contrapartes federales "para considerar la inclusión de análisis de sangre".


En Japón, hay un ensayo clínico de un anticuerpo monoclonal llamado "mogamulizumab" que se dirige a las células afectadas y las destruye. Yamano dijo que un tratamiento farmacológico potencial que surja de este ensayo podría estar a tres o cuatro años de distancia, pero mientras tanto, Australia necesitaba avanzar para detener la propagación del HTLV-1.

"Un estudio epidemiológico es muy importante. Australia necesita desarrollar datos precisos ", dijo Yamano.
 
'La gente tiene miedo': la lucha contra un virus mortal del que nadie ha oído hablar
Este virus es endémico en las personas aborígenes". Muchas autoridades pueden simplemente no conocer los hechos. Creen que esto es un problema en determinados lugares afectando a deteminadas personas, como se pensaba en Japón hace 20 años ", dijo.
...


El Congreso Aborigen de Australia Central es la organización de salud más grande controlada por la comunidad aborigen en el Territorio del Norte. Su presidenta ejecutiva, Donna Ah Chee, dijo a Guardian Australia esta semana que HTLV-1 requería una respuesta cuidadosa, ideada y dirigida por aborígenes.
"El papel de los servicios primarios de salud controlados por la comunidad aborigen será fundamental para resolver el problema del HTLV-1. A través de nuestros servicios hermanos aborígenes controlados por la comunidad en el oeste y el sur de Australia, debemos desarrollar una respuesta de salud pública que cubra la educación y la prevención ", dijo.

 

LA NOTICIA SEGÚN LA CNN

 

Los médicos dan la voz de alarma sobre el antiguo virus HTLV-1: "La prevalencia supera todas las previsiones"

 

https://edition.cnn.com/2018/05/07/health/htlv-1-virus-australia-explainer/index.html



Por Jacqueline Howard, CNN
Actualizado a las 21:47 GMT (0547 HKT) 7 de mayo de 2018


- Las tasas de infección por HTLV-1 superan el 40% en áreas remotas del centro de Australia
- "Nadie ... ha hecho nada para intentar tratar esta enfermedad antes", dice el doctor que descubrió el virus

(CNN) Un antiguo virus que infecta a los residentes del Territorio del Norte de Australia está dejando a su paso la muerte y la desesperación, y los médicos ahora piden mayores esfuerzos para detener la propagación de infecciones.
Las tasas de infección por el virus de la leucemia T-1 humana, o HTLV-1, superan el 40% entre los adultos en regiones remotas de Australia central, siendo las comunidades indígenas las más afectadas, especialmente en la ciudad de Alice Springs.
Muchos médicos, incluido el científico que descubrió el virus hace casi cuatro décadas están dando la alarma sobre lo poco que se ha hecho para prevenir, examinar y tratar el HTLV-1, que puede causar leucemia y linfoma.


"La prevalencia está fuera de control" en Australia, dijo el Dr. Robert Gallo, cofundador y director del Instituto de Virología Humana de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, cuyo laboratorio fue el primero en detectar HTLV-1 en 1979 y publicar el hallazgo en 1980.
Sin embargo, "nadie que yo sepa en el mundo ha hecho nada para intentar tratar esta enfermedad antes", dijo Gallo, quien también es cofundador y director científico de Global Virus Network y preside la Fuerza de Tareas HTLV-1 de la red.
"Hay poco o casi ningún esfuerzo de vacuna, fuera de algunas investigaciones japonesas", dijo. "Entonces, la prevención mediante vacuna está abierta para la investigación".


HTLV-1 - un virus antiguo cuyo ADN se puede encontrar en momias andinas de 1,500 años de edad - puede transmitirse de madre a hijo, particularmente a través de la lactancia materna; entre parejas sexuales, a través de relaciones sexuales sin protección; y por contacto con la sangre, como a través de transfusiones. Debido a que puede transmitirse a través del sexo, se considera una infección de transmisión sexual o ITS.

El virus se asocia con una miríada de problemas de salud graves, como enfermedades del sistema nervioso y una afección que daña los pulmones llamada bronquiectasia, y debilita el sistema inmunitario. Al HTLV-1 se le considera pariente del virus de la inmunodeficiencia humana, VIH.


Una prevalencia 'extraordinaria' en la remota Australia


El enfoque se ha dado ahora debido a la alta prevalencia entre los indígenas australianos, "que es probablemente la prevalencia más alta jamás reportada en cualquier población", dijo el Dr. Graham Taylor, clínico y profesor del Imperial College de Londres que dirige el HTLV del Reino Unido. servicio clínico basado en St. Mary's Hospital.
"Pero si miramos globalmente, sabemos de la presencia del HTLV-1 en varios países", agregó.
El HTLV-1 está presente en todo el mundo, pero hay ciertas áreas donde es altamente endémico, como el raro grupo aislado en el centro de Australia.


Las principales áreas altamente endémicas son la parte suroeste de Japón; algunas partes del Caribe; áreas en América del Sur, incluidas partes de Brasil, Perú, Colombia y Guyana Francesa; algunas áreas de África intertropical, como el sur de Gabón; algunas áreas en el Medio Oriente, como la región de Mashhad en Irán; una región en Rumania; y un raro grupo aislado en Melanesia, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.
En otras partes del mundo, como en los Estados Unidos y el Reino Unido, la prevalencia sigue siendo baja.

 

Lo interesante del centro de Australia, por supuesto, es que se puede remontar a hace 25 años, y las altas tasas de HTLV-1 se publicaron hace 25 años en esa comunidad", dijo Taylor.

De hecho, un estudio publicado en el Medical Journal of Australia en 1993 encontró que el HTLV-1 era endémico entre los nativos del interior de Australia, con una alta prevalencia del 13,9% en el área de Alice Springs.
No está claro si la muestra en ese estudio anterior era de la misma población que actualmente experimenta una mayor tasa de prevalencia, y no está claro si la tasa anterior se midió con métodos similares utilizados para evaluar la prevalencia en la actualidad.
No obstante, la tasa de prevalencia actual, que excede el 40%, es "extraordinaria", dijo Taylor.
"Está causando un problema de bronquiectasia. Las personas están muriendo de bronquiectasias en asociación con la infección HTLV-1…

...

El motivo por el cual la prevalencia de HTLV-1 en un área ya endémica supera el 40% sigue siendo un misterio, dijo Gallo.
Mientras meditaba sobre posibles razones, cuestionó si el HTLV-1 visto entre comunidades indígenas en el centro de Australia podría ser una variante que se transmita más fácilmente.
"Nadie lo sabe tampoco", dijo. "Eso es posible."
Sin embargo, agregó, no hay ninguna razón para que el resto del mundo se preocupe por la propagación del virus más ampliamente.
Probablemente, "este virus, no me importa cuál sea la variación, no se transmitirá casualmente", dijo Gallo.
"En resumen, no temería usar toallas, beber del mismo vaso, ser parte de la familia, etcétera" de una persona positiva para HTLV-1, dijo. Pero agregó que el virus ciertamente puede transmitirse a través de la lactancia, el contacto sanguíneo y el sexo.

Tenemos que compensar lo que no hicimos antes'
Por otro lado, el por qué el virus HTLV-1 ha sido descuidado en ciertas regiones, especialmente en las comunidades indígenas de Australia, parece no ser tan misterioso.
Muchas regiones alrededor del mundo afectadas por HTLV-1 son comunidades más pobres que a menudo pasan por alto por el establecimiento médico y no tienen tantos recursos de atención médica, dijo Gallo.
Alrededor del mundo, parece que no hay muchos esfuerzos para detectar HTLV-1, dijo Taylor. Por ejemplo, pocos países tienen programas de detección prenatal para ello.
"El único país que tiene un programa nacional de detección prenatal es Japón", dijo. La detección y las recomendaciones de alimentación con fórmula se han practicado en Nagasaki, Japón, desde aproximadamente 1987 y se están discutiendo en otras partes del mundo, incluidas Inglaterra y Jamaica.
"Entonces, tienes la situación en la que la sangre que está infectada con HTLV-1 se puede administrar a un receptor, un órgano se puede administrar a un receptor", dijo. "Entonces tendremos problemas de salud pública".
En los Estados Unidos, Australia y algunos otros países, los tejidos donados y la sangre donada a menudo se prueban para HTLV.

Además, solo unos pocos años después de que se descubriera HTLV-1, el VIH se identificó por primera vez. Entre el HTLV-1 y el VIH, este último recibió la mayor atención, dijo Gallo, en parte porque el VIH es más eficiente en la transmisión.
Ahora, "tenemos que compensar lo que no hicimos antes", dijo. "Tenemos que llamar la atención sobre HTLV-1 rápidamente".
En otras palabras, la alta prevalencia de HTLV-1 en el centro de Australia se ha convertido en una especie de llamada de atención para que el mundo haga más para prevenir y reducir las infecciones por el virus.
"Hay una falta de conocimiento sobre HTLV-1", dijo Taylor

Visitas: 86

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Superando el Sida para añadir comentarios!

Participar en Superando el Sida

Comentario por johan el jueves

ese gallo  es el diablo en persona,a donde iremos a parar la humanidad si cada 35 años sacan nuevo virus.

IMPORTANTE ANTES DE REGISTRARTE

Esta web tiene un carácter ABIERTO, por lo que recomendamos no usar tu verdadero nombre al registrarte para preservar mejor tu anonimato, ESTO ES MUY IMPORTANTE TENERLO EN CUENTA,  TU NOMBRE Y APELLIDOS, ASÍ COMO LOS COMENTARIOS QUE HACES AQUÍ, PUEDEN SALIR EN INTERNET

**********************************

Unirte es aceptar las

normas de uso de la red

******************************

Contactos personales:

habilitamos un espacio, ligado a ésta red social :
rayuela

© 2018   Creado por Manuel Garrido Sotelo.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio