Superando el Sida

Información objetiva que desmitifica el Sida

ALGUNAS NOCIONES SOBRE NUESTRAS DEFENSAS Y CAUSAS DE DISMINUCIÓN DE LOS LEUCOCITOS EN GENERAL Y DE LOS LINFOCITOS EN PARTICULAR (Manuel Garrido)

A menudo habéis oido comentar que los linfocitos T4 o CD4 no son las defensas, lo cual es algo de sentido común, pues son tan sólo una fracción muy pequeña de los glóbulos blancos o leucocitos, pero entonces, si los cd4 no son las defensas, ¿Qué es lo que constituye nuestras defensas en realidad, de las cuales incluso el propio sistema inmune, constituído por los glóbulos blancos, es tan sólo una parte? De eso trata la primera parte de este artículo, que consiste en un escrito que Alfredo Embid, coordinador de la Asociación de Medicinas Complementarias y pionero en España de la difusión de las ideas científicas disidentes, realizó hace más de 15 años.para la asociación RIASE, (Red de Información Alternativa sobre el Sida de España).

La segunda parte de este artículo es una recopilación de causas, recogidas de textos médicos, conocidas por provocar disminución, o bien de la cifra total de leucocitos, o bien de la cifra total de linfocitos, (tipo de glóbulos blancos a los que pertenecen, como sabéis, los cd4).

 

EL DIAGNÓSTICO DE LAS DEFENSAS BAJAS, PORQUE TENGAS LOS CD4 BAJOS NO ES UN DIAGNOSTICO CIENTIFICO SINO BRUJERIA VUDÚ (Alfredo Embid)

 

(Apreciaréis que este artículo, a pesar de haber sido escrito hace más de 15 años, conserva todo su valor, su claridad y fácil comprensión lo siguen haciendo un texto recomendable).

 

.- Tengo las defensas bajas, estoy infectado por el virus del SIDA, dices angustiado y con mirada de condenado a muerte.

.- ¿Cómo lo sabes?

.- Porque me lo ha dicho el médico: los análisis demuestran que tengo los CD4 bajos.

.- No, lo siento amigo, te equivocas, (o te han inducido a equivocarte, aprovechándose de tu ignorancia).

Te han engañado, pues esta afirmación es absolutamente falsa e insostenible desde un punto de vista científico serio por varios motivos:

1- Ni el sistema inmunitario son sólo los linfocitos CD4.

2- Ni las defensas son sólo el sistema inmunitario.

Además, ser seropositivo no supone que estés infectado por un virus mortal.

Este diagnóstico es un auténtico disparate que genera efectos secundarios inmunosupresores, no es un diagnóstico científico, pues todos aprendemos en segundo curso de medicina que los linfocitos T4 o CD4 son una mínima parte del sistema inmunitario. Cuando yo estudié medicina (principios de los años 70) ni siquiera se mencionaban los T4 o CD4 y sobre ellos actualmente existen numerosas incógnitas.

 

VAMOS A APORTARTE PRUEBAS DE ESTAS AFIRMACIONES

 

1-- El sistema inmunitario no son sólo los linfocitos CD4.

El sistema inmunitario está compuesto de numerosos tipos de células y los linfocitos CD4 son sólo una pequeña parte de las mismas y no como te han inducido a creer “todas las defensas”.

 

CUADRO DE LAS CÉLULAS QUE INTERVIENEN EN LA INMUNIDAD Y SUS DIFERENTES

PORCENTAJES.

 

TIPOS CELULARES                                 PORCENTAJE                                     SUBPORCENTAJE

 

POLINUCLEARES:

        NEUTROFILOS:                                     58-70%

               SEGMENTADOS                                                                                          55-65%

               CAYADOS                                                                                                       3-5%

        EOSINOFILOS:                                      0,5-0,4                                                                                               

        BASOFILOS:                                             0,5

 

MONOCITOS:                                                0,4-0,8%

 

LINFOCITOS:                                               25-35%

       N                                                                                                                                 ….

       CITOTOXICOS                                                                                                        25%

              K

              NK

       B                                                                                                                                15%

       T                                                                                                                                60%

             SUPRESORES

                            T5 o CD5

                            T8 o CD8

             AYUDANTES

                           T1

                           T3

                           T4

 

Así pues, desde un punto estrictamente académico, es evidente que los T4 o CD4 son sólo una pequeña parte del conjunto del sistema inmunitario.

Quiero recalcar que todo esto se basa en el estado actual de nuestros conocimientos, porque en los últimos años se han añadido numerosos datos que antes desconocíamos y porque sería una presunción ridícula pensar que ya lo sabemos todo de este o de cualquier otro tema.

Además, el conjunto de las células blancas o leucocitos tampoco son propiamente dichas todas las defensas.

Nuestro sistema defensivo incluye numerosos otros sistemas que participan y colaboran en nuestra protección contra las infecciones.

 

LAS OTRAS DEFENSAS DEL ORGANISMO.

 

I) PRIMERAS BARRERAS DE DEFENSA

 

1- PIEL

 

La piel, con un 15 % del peso total del cuerpo y con una superficie de 2 m2 nos proteje mecánicamente de las agresiones exteriores.

Además participa en la defensa de varias formas:

- posee una película grasa que es bactericida.

- alberga gérmenes saprofitos que bloquean el desarrollo de gérmenes patógenos.

- posee linfocitos T y contribuye a su maduración.

- posee células llamadas queratinocitos con una estructura análoga a las células del timo.

Su función puede estar alterada por numerosas circunstancias como por ejemplo una excesiva exposición al sol.

(se puede apreciar más sobre las barreras defensivas en la piel en este artículo subido por Raúl)

 

2- BARRERA INTESTINAL

El intestino posee una mucosa, formada por una capa simple y única de células que representan una superficie de 42 metros cuadrados (mas de 100 según otros autores).

Tiene un espesor de 25 milesímas de milímetro únicamente. Esto quiere decir que la sangre está separada solamente por esta distancia del medio exterior.

Por otra parte el intestino alberga 100.000.000.000 de bacterias (1).

Esta delgada capa que separa nuestro medio interno del exterior es reconstituida en su totalidad cada dos días y en este proceso fundamental interviene especialmente la vitamina F (2).

Para que el intestino funcione correctamente es preciso que haya un aporte suficiente de vitamina F (lo cual no es evidente con las dietas actuales), que no se produzcan en él fermentaciones excesivas (muy frecuente por errores dietéticos y que se evacue diariamente, es decir que no haya estreñimiento.

Hay que recordar que el paso de toxinas bacterianas hacia la sangre es habitual pero está aumentado en determinadas circunstancias, como lo son una alteración de esta pared (por el uso de fármacos y en el estreñimiento crónico).

El aumento de toxinas en la sangre de los capilares intestinales pasa a la vena porta que es una autopista hacia el hígado, contribuirá en primer lugar a sobrecargar este órgano central para la eliminación de tóxicos externos e internos y posteriormente a una alteración de nuestros mecanismos defensivos.

 

3- SECRECCIONES DIGESTIVAS

El Acido clorhídrico del estómago es bactericida al igual que los enzimas digestivos.

 

4- MUCOSAS Y FUIDOS MUCOSOS

Se encuentran en ojos, nariz, boca, uretra, vagina ano, etc.

Sus fluidos contienen proteínas, sales minerales, células epiteliales y especialmente ácidos y leucocitos con funciones bactericidas.

 

5- VIAS RESPIRATORIAS

- Cilios (protuberancias que poseen las células que recubren las vías respiratorias). En los fumadores, el epitelio ciliado normal se convierte en plano estratificado, transformación afortunadamente reversible.

- Permeabilidad de las mucosas respiratorias que se altera por diversos polucionantes.

 

Normalmente esta primera línea de defensa debe ser capaz de controlar la entrada de de agresores potenciales.

 

II) SEGUNDA LINEA DE DEFENSA.

 

Si no lo consigue, entra en acción la segunda barrera de defensa que pertenece ya al sistema inmunitario propiamente dicho.

Esta constituida en primer lugar por los leucocitos con función fagocítica (es decir que son capaces de engullir a los agresores).

Dentro de esta categoría tenemos a los Macrófagos y a los Micrófagos.

Los Macrófagos son los que llegan primero y son capaces de comerse tejidos y células.

Algunos son libres pero otros son fijos y están incluidos en sistemas orgánicos como el hígado (células de  Kupffer), el cerebro (microglias), el bazo o la médula ósea. Forman parte de Sistema Retículo Endotelial.

Los microfagos llegan mas tarde. Pueden comerse bacterias.

 

III) TERCERA LINEA DE DEFENSA:

Sistema inmunitario propiamente dicho

 

CUADRO DE LAS CELULAS QUE INTERVIENEN EN LA INMUNIDAD.

TIPOS CELULARES DE LEUCOCITOS:

 

POLINUCLEARES

 

                  NEUTRÓFILOS:     Primeros en llegar

                                                     Vida corta

                                                     Más numerosos

                                                     Atacan por fagocitosis

              

                  EOSINÓFILOS:      Atacan por fagocitosis

                                                     Intervienen en infecciones parasitarias

                                                     Así como en la alergia, asma…

                                                     Aumentan en etapas tardías de la inflamación

                                                     Intervienen en la destrucción de complejos angtígeno-anticuerpo

 

                  BASÓFILOS:          Actúan en inflamaciones crónicas

                                                    En enfermedades sanguíneas, de la médula ósea, de la médula espinal.

                                                    Papel poco conocido

 

MONOCITOS:                         Atacan por fagocitosis tras su paso por los tejidos

                                                    Preparan a los tejidos para la reparación

                                                    Combaten inflamaciones crónicas

                                                    Se transforman en macrófagos

 

LINFOCITOS:                         Defensa inmunológica

                                                   Inmunidad retardada (injerto)

                                                   Producción de anticuerpos

                                                   Localizados en el tejido linfoide, especialmente en ganglios

                                                   Intervienen en inflamaciones crónicas

 

                       N

                       CITOTÓXICOS:              

                      

                                    Actúan sin inmunización previa

                                    

                                        NK    Destruyen células sanguíneas y tumores

                      

                                        K       Destruyen por lisis las células recubiertas de anticuerpos

 

                      B                         Inmunidad humoral, es decir, por medio de anticuerpos

                                                 Vida corta (4-5 días)

                                                 Tras estimulación antigénica se convierten en plasmocitos, es decir,

                                                 Células con memoria inmunitaria

                                                 Producen anticuerpos, (es decir, proteínas = inmunoglobulinas = Ig)

                                                 Las cuales se fijan a bacterias o virus neutralizándolos, 

                                                 Ig A, Ig D, Ig E, Ig G, Ig M

 

                    T (o CD)                Inmunidad celular

                                                Maduran en la glándula timo

                                                Contra virus, bacterias, hongos, células tumorales, células transplantadas

                                                Su papel en la vigilancia anticancerosa es cuestionado actualmente

 

                                       L. T. SUPRESORES:

                                               Reconocen los antígenos

                                               Frenan el sistema inmunitario     

                                               A ellos pertenecen:     Los T5 o Cd5 

                                                                                   Los  T8 o Cd8

                                                                              

 

                                      L. T.  H. AYUDANTES (HELPERS)

                                              Actúan tras una estimulación antigénica (un antígeno es agente extraño)

                                              Promueven la diferenciación de los Linfocitos T y B

                                              Participan en reacciones de hipersensibilidad retardada, secreción de linfoquinas,

                                              Activación de macrófagos

                                              Ejercen esta actividad: Los T4 o Cd4, así como los T1 y los T3  

                                                                            

 

Un diagnóstico de que tienes las defensas bajas, en base a los linfocitos t4, es una burrada científica, pero esto no es lo mas grave, lo mas importante es que produce estrés, pánico, depresión, miedo y la impresión de estar condenado irremisiblemente a muerte.

Todo ello produce inmunodepresión, hace que adquieras una inmunodeficiencia, es decir, produce SIDA.

Los médicos que te han inducido a creer que los T4 son las defensas no solo están afirmando barbaridades científicas, están violando el Juramento Hipocrático, "primero no perjudicar".

Resulta alucinante cómo los médicos se han dejado manipular hasta el punto de olvidar sus  conocimientos de la asignatura de fisiología que aprobaron en segundo curso de medicina, para colaborar en un asunto tan maloliente. Este pseudodiagnóstico de hecho apesta, pues si te diagnostican que los linfocitos T4 o cd4 están bajos te obligarán a tomar el tóxico AZT que se encargará de rematarte.

Tanto si ya tenías alguna alteración (a consecuencia de un diagnóstico falso) como si no, el AZT se encargará de destruir tu médula asea, tanto tus glóbulos rojos como todos los blancos, pero además todas las células que se renuevan rápidamente como las de tu intestino…ejecutando el vudú .

ANTIGUAMENTE LAS CELULAS T SE CONSIDERABAN RESPONSABLES DE LA VIGILANCIA CONTRA CÉLULAS POTENCIALMENTE CANCEROSAS PERO ESTA OPINIÓN ESTA SIENDO CUESTIONADA EN LA ACTUALIDAD.

 

Datos tomados de:

- Pierre Raibaud y Robert Duchuzeau, La Recherche. Num. 151, enero 1984.

- Ver trabajos de la Dra. Kousmine y de la Asociación Médica Internacional Kousmine.

-----------------------------------------

LEUCOPENIAS O DISMINUCIONES DE LA CIFRA TOTAL DE LEUCOCITOS O GLÓBULOS BLANCOS

 

Sobre las causas de las disminuciones de los glóbulos blancos o leucocitos, tanto en su cifra total como en sus distintos tipos, (neutrófilos, que son la mayoría, linfocitos, eosinófilos,…etc.).

Se habla de leucopenia cuando la cifra total de leucocitos está por debajo de 4.000 leucocitos /mm3. Generalmente esta disminución de los leucocitos es debida a la disminución de los neutrófilos, los cuales constituyen la mayoría de los leucocitos.

 

1- Leucopenia constitucional.

Digan de tenerse en cuenta ante una leucopenia persistente sin otro signo patológico ni causa morbosa reconocible.

 

2- Leucopenia digestiva

Suele ser postprandial, es decir, tras las comidas, por ingestión de alimentos proteicos o de otra clase a los cuales está sensibilizado el enfermo.

 

3- Leucopenia por escalofríos

Durante y después de estos, en realidad es debida no a la disminución de los leucocitos sino a su acumulación en el bazo, tiene interés para que no consideremos a la infección causante de esos escalofríos como causante de leucopenia. Hay también otras leucopenias que son también debidas a ese fenómeno de acumulación en bazo, en esfuerzos, emociones, infecciones víricas, endotoxinas, reacciones alérgicas con shock y en hemodiálisis

 

4- Leucopenias de causa infecciosa

En general en las infecciones por bacilos, (especialmente la salmonelosis), en casi todas las enfermedades víricas, (excepto aquellas que tienen afinidad por los tejidos nerviosos, en las que se suele presentar una neutrofilia, aumento de los neutrófilos, inicial) y en las enfermedades producidas por protozoos, como el caso del paludismo.

a)      Fiebre tifoidea y otras salmonelosis (paratifus B).

b)      En las brucelosis: fiebre de Malta y Bang

c)      En ciertas enfermedades exantemáticas: sarampión, rubéola, varicela, viruela, (antes de la erupción y en la erupción antes de la supuración, especialmente en las formas graves y en la púrpura variolosa, la púrpura son grandes manchas rojizas por extravasación de sangre), y eritema súbito, (intensa leucopenia, casi sólo linfocitos).

d)      Otras infecciones víricas: gripe, fiebre papataci, dengue, psitacosis, fiebre amarilla, hepatitis epidémica, (antes de la aparición de la ictericia, que es la coloración amarillenta), mononucleosis infecciosa, (neutropenia, disminución de los neutrófilos, con linfocitosis –aumento de los linfocitos- absoluta).

e)      Otras infecciones bacterianas poco frecuentes: tularemia, muermo (inconstante), etc. La angina neutropenica (Jiménez-Díaz), benigna.

f)        Infecciones por protozoos: kala-azar (donde puede alcanzar cifras muy bajas, sugerentes de agranulocitosis). Paludismo (entre los accesos febriles, o al pasar a la cronicidad), tripanosomiasis.

g)      Tuberculosis miliar con meningitis, (subsisten los eosinófilos curiosamente).

h)      Ciertas sepsis (infecciones de la sangre) malignas, aun debidas a piógenos (gérmenes que producen procesos de supuración), especialmente en las sepsis por gérmenes gramnegativos, (un tipo de bacterias que no se tiñen con ciertos colorantes), por ejemplo, en alcohólicos, después de leucocitosis total (aumento de cifra total de leucocitos), y como signo de fracaso defensivo; endocarditis lenta con frecuencia, y también septicemia tuberculosa; en la sepsis por bacilo piociánico es frecuente la leucopenia.

i)        Parasitosis por rickettsiosis, aunque no de un modo constante: en el primer período de tifus endémico o murino y más raramente en algunos casos de tifus exantemático epidémico. También en la fiebre Q se registra a menudo una discreta leucopenia.

j)        Algunas micosis, (infecciones por hongos), como la histoplasmosis.

 

5- Leucopenia tóxica.

En intoxicaciones profesionales o medicamentosas. Por benzol, metales pesados, (oro, bismuto), antimonio, arsénico, piramidón, fenilbutazona, sulfamidas, tiouracilo y otros fármacos antitiroideos, mostazas nitrogenadas o sulfuradas, (como el sulfametoxazol constituyente del septrim), aminopterina, bisulfirám, fármacos de quimioterapia de cáncer: ciclofosfamida, clorambucil, daunomicina, 6-mercaptopurina, metotrexato), antibióticos como el cloranfenicol, fenotiazinas, fenitoína, primidona, etc. También por la inyección de albúminas heterólogas, (pertenecientes a distinta especie), almidón, glucógeno, goma arábiga, etc. Se ha descrito en Rusia una leucopenia toxialimentaria por consumo de granos de cereales parasitados por hongos.

 

6- Leucopenia en hemopatías, (enfermedades que afectan a las células sanguíneas, g. rojos, blancos y plaquetas)

     a) En distintos tipos de anemias, por falta de hierro, en la anemia por agotamiento o alteración en la médula ósea, en que también se afecta la producción de glóbulos blancos y plaquetas, en la anemia por falta de B12.

     b) En el comienzo de la mononucleosis.

     c) En ciertas formas de leucemia aguda.

     d) En el mieloma.

     e) En procesos de infiltración u ocupación de la médula ósea.

     f) En la agranulocitosis cíclica.

 

7- Leucopenia en afecciones hepatoesplénicas (que afectan a hígado y bazo)

Se interpreta que existe un secuestro de leucocitos por el bazo. En la cirrosis hepática con o sin esplenomegalia (aumento de tamaño del bazo), trombosis de la vena porta o esplénica, síndrome de Banti, enfermedad de Gaucher, esplenomegalias debidas a sífilis o en tuberculosis del bazo, …y en general en las afecciones donde se da hiperesplenia, (aumento en la función del bazo, órgano encargado de la destrucción de los glóbulos blancos. Pertenecen a este grupo las ya citadas leucopenias de la tifoidea, brucelosis y paludismo crónico y la que se da en el síndrome de Felty. Una leucopenia persistente de origen desconocido, sobre todo si se acompaña de trombopenia, (disminución de plaquetas), es siempre sospechosa de alteración crónica del hígado (Gross).

 

8- Leucopenia alérgica

En el shock alérgica, en la proteinoterapia y en ciertos estados alérgicos.

 

9- Leucopenia en afecciones reumáticas

En el síndrome de Felty, (siempre constante y a veces muy pronunciada), en el de Chaufard-Ramond.

 

10- Leucopenia por radiaciones.

Roentgen, radium, torio, y otras sustancias radiactivas, (isótopos), por ejemplo, en las leucemias tratadas con radioterapia o con fósforo radiactivo.

 

11- Leucopenia carencial o por desnutrición

En situaciones de hambre, acompañada de anemia. También en el escorbuto (falta de vitamina C), en otros procesos con adelgazamiento extremo (fase final de ciertas enfermedades), en personas de edad desnutridas. En el esprue, una inflamación intestinal. En casos de pelagra, enfermedad carencial por déficit de niacina, un tipo de vitamina del grupo B. En déficits de fólico y de B12, sobre todo en casos de alcoholismo, pues el alcohol interfiere la absorción de estas vitaminas. En el ayuno prolongado y en la anorexia nerviosa.

 

12- Leucopenia en enfermedades del sistema endocrino (relacionado con la producción hormonal)

En el mixedema (hipotiroidismo), en la enfermedad de Basedow (hipertiroidismo), en alteraciones que afectan a la hipófisis.

 

13- Leucopenia en las enfermedades que afectan al colágeno

Como el lupus, donde coinciden leucopenia con linfopenia (disminución de linfocitos), esclerodermia, síndrome de Sjögren, etc, y otras enfermedades autoinmunes (donde el sistema inmune ataca a estructuras del propio organismo), como el síndrome de Felty ya citado.

 

14- Leucopenia en neoplasias (procesos tumorales)

Por invasión de la médula ósea por metástasis.

 

15- Leucopenia en el abdomen agudo, (afección aguda de origen abdominal por distintas causas)

 

16- Leucopenia en la epilepsia.

Antes y durante la crisis se presenta leucopenia, después de ella leucocitosis (aumento de los leucocitos)

 

17- Leucopenia por isoanticuerpos

En recién nacidos (por isoanticuerpos maternos), después de transfusiones.

 

18- Leucopenia de causa desconocida.

 

 

                             

LINFOPENIA

Cuando existe menos de 1000 linfocitos/mm3, pero antes de nada recordemos que los linfocitos son un tipo de leucocitos o glóbulos blancos que constituyen el  25-35% del total de leucocitos y que a su vez se distribuyen así:

 

       N                                               ….

       CITOTOXICOS                           25%

              K

              NK

       B                                               15%

       T o CD                                       60%

             SUPRESORES

                            T5 o CD5

                            T8 o CD8

            AYUDANTES

 

                           T1 o CD1

                           T3 o CD3

                           T4 o CD4

 

Aproximadamente el 60% de los linfocitos en sangre del adulto son células T, de los cuales dos tercios son T4 o CD4 (cooperadores/inductores), de modo que en la mayor parte de los casos hallados de linfopenia lo que existe es una disminución de este subgrupo. Los linfocitos T CD8 positivos (citotóxicos) representan alrededor del 30% de las células T periféricas.

La linfopenia, disminución de linfocitos, (y por tanto de linfocitos CD4 o T4, que son la mayoria de los linfocitos, como se ve, quizás sólo tenga interés cuando coincide con una disminución de todos los tipos de glóbulos blancos, (leucopenia).

En general aparece linfopenia en todas las situaciones de estrés: sobrecargas corporales, crisis dolorosas intensas, tras operaciones, parto, primera fase de las infecciones, (sobre todo las víricas), etc.

 

Causas de Linfopenia, (y por tanto de disminución de linfocitos CD4 o T4)

- Linfopenia infecciosa: en las infecciones, sobre todo las víricas, inmediatamente después del acceso febril, en la gripe no complicada, donde es un síntoma típico y constante en los primeros días, según Massini. Luego se pasa a una linfocitosis que persiste durante la convalecencia. En otros procesos infecciosos más graves, como la infección de la sangre, (septicemia), tuberculosis avanzada, etc.

- Linfopenia tóxica: los linfocitos son muy sensibles a determinados medicamentos, sobre todo los citotóxicos, (fármacos de quimioterapia de cáncer, como la mayoría de los llamados arvs), radiaciones, etc.

- Linfopenia de causa hormonal: en enfermedades donde se produce un exceso de producción de cortisol, (enf. de Cushing, por ejemplo, y recordemos que en situaciones de intenso estrés se produce también un aumento en la producción de cortisol), o en tratamientos prolongados con cortisona o ACTH.

- Linfopenia en ciertas enfermedades de la sangre.

- Linfopenia en enfermedades autoinmunes como el lupus.

- Linfopenia carencial, en desnutridos, en déficit de fólico o B12, en alcohólicos p. e.


(Tomado del libro “La Clínica y el Laboratorio”, de Alfonso Balcells Gorina. Ediciones Científicas y Técnicas S. A. MASSON SALVAT. Edición de 1991)


Para finalizar, podéis echar un vistazo al trabajo de Matt Irving, publicado en nuestra página, donde se habla de situaciones en las que se registran disminuciones de linfocitos CD4 o T4 en personas que no son seropositivas, un trabajo extenso, que hemos dividido en dos partes:

linfocitos cd4 y ratios parte 1

linfocitos cd4 y ratios parte 2


 

 


 

 

 

Visitas: 16743

Etiquetas: Defensas, causas, cd4, disminución, leucocitos, linfocitos

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Superando el Sida para añadir comentarios!

Participar en Superando el Sida

Comentario por Daniel el mayo 19, 2012 a las 3:48pm

Mi pregunta es la siguiente....

Todos estos resultados pueden verse alterados por haber dejado los retro...?

Por que a mi me dan cualquier cosa...yo me siento super bien en todo sentido desde que los deje hace 4 meses..pero en un laboratorio los blancos me dan 3200 y en otro 1900 en un lapso de 15 dias...

Estoy tomando diclofenac y una ciprofloxacina por un problema de sangre en el esperma...hace 10 dias...

Puede ser que estos medicamentos que sabemos que son bombas tambien esten influyendo...?

Gracias... =)

Comentario por Alex Liberado... el marzo 17, 2012 a las 7:10pm

Muy interesante el blog  y sencillo de entender, como todo lo que tiene sentido común, lógica y transparencia en su verdad. Que solo confirma la naturaleza viva, organizada ( inteligente ) y dinámica del sistema inmune en su función de sostener el equilibrio de la salud del ser humano con eficiencia absoluta si solo confiamos en ella entendiendo profundamente su delicado mecanismo.Gracias por hacerla llegar a todos.

    A propósito de la cual quisiera plantear una interrogante que siempre tuve mientras iba a los controles de las analíticas de los cd4 y cd8 cuando aun tomaba los arv y como afectaba estos valores que en mi caso siempre tuve los cd4 por encima de 300, subiendo progresivamente hasta alcanzar una media entre 600 y 1200...en el ultimo chequeo  hace 2 meses estaban en 600 después de un año sin tomar arv... Y en otros casos corroborados por mi a pesar de que los cd4 estaban muy bajos los cd3 y cd8 subían desproporcionadamente. Pero lo que que me llamaba la atención en mi caso, eran los valores de los cd8 y los cd3, que siempre se mantuvieron por encima de los valores normales, a decir; cd8 = 2000 a 2500. siendo los valores en tabla de referencia de 500 y 900. los cd3 entre 3000 y 3500. Siendo los valores de referencia de 1100 y 1700 y esto al parecer fue producto de los arv que crean estas anomalías en los valores de estos linfocitos, actualmente no se cuales son esos valores ya que  tengo mas de un año que no los chequeo ( cd3 y cd8 ).

    Y otro punto que nunca entendí es, ¿que determina el indice cd4/cd8 que venia en los resultados que me hacían junto con la carga y los valores cd4,cd8,cd3 ?...Este indice siempre resultaba un poco bajo según la tabla de referencia entre 0,45 y 0,57, nunca subió de allí... Agradecería a quien posea información en este sentido por favor responder, y me ayude a despejar estas incógnitas,,GRACIAS.

IMPORTANTE ANTES DE REGISTRARTE

Esta web tiene un carácter ABIERTO, por lo que recomendamos no usar tu verdadero nombre al registrarte para preservar mejor tu anonimato, ESTO ES MUY IMPORTANTE TENERLO EN CUENTA,  TU NOMBRE Y APELLIDOS, ASÍ COMO LOS COMENTARIOS QUE HACES AQUÍ, PUEDEN SALIR EN INTERNET

**********************************

Unirte es aceptar las

normas de uso de la red

******************************

Contactos personales:

habilitamos un espacio, ligado a ésta red social :
rayuela

© 2014   Creado por Manuel Garrido Sotelo.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio