Superando el Sida

Información objetiva que desmitifica el Sida

POPPERS causa oculta del SIDA (Renaud Russeil)


Fuente: Néosanté Éditions: https://www.neosante.eu/les-poppers-cause-cachee-du-sida/

1 de noviembre de 2011  

(Traducción Superando el sida)

                                                                                                                                                             

POPPERS causa oculta del SIDA                                                                                               

¿Conoces los poppers? Seguro que no, ya que estos frasquitos que contienen una droga vasodilatadora son especialmente conocidos por ciertos homosexuales que los "esnifan" o inhalan para estimular su sexualidad a veces desenfrenada. Lo que resulta más extraño es que esta droga "recreativa" continúa siendo malentendida a medida que aumenta su consumo y los efectos tóxicos de los nitritos inhalados están ampliamente demostrados. Incluso su reciente prohibición de las ventas gratuitas en Francia ha pasado casi desapercibida, excepto en los círculos gay que trivializan su uso festivo y se escandalizan por medidas restrictivas. Con este dossier, Néosanté intenta romper el tabú y recordar que los poppers son cuando menos un factor de riesgo asociado con el SIDA, siendo incluso la causa más probable del síndrome de inmunodeficiencia adquirida. Porque si bien lo que vas a leer puede tener un aire de revelación, la investigación de Renaud Russeil no pretende inventar de nuevo la pólvora: desde principios de los años 80, las pequeñas botellas que hacen "pop" ya estaban identificadas entre los sospechosos. ¡Treinta años después, su culpa sigue siendo mucho más creíble que la del virus VIH!
El vínculo entre la adicción a las drogas y la caída de las defensas inmunes se conoce desde hace mucho tiempo. Muchos estudios han demostrado específicamente la relación de causa efecto entre el consumo de nitritos y las enfermedades desarrolladas por los primeros pacientes con SIDA, homosexuales de áreas de Los Ángeles y Nueva York. Pero los poppers no han estado en la lista de drogas duras hasta hace poco; aquellos que enfermaron y posiblemente debido a ellos no están clasificados como "adictos a la muerte". Los efectos inmunosupresores conocidos de los poppers y otras drogas fueron luego atribuidos a un retrovirus, el VIH. Sin embargo, si uno reúne la información científica disponible sobre el tema, las causas reales que determinaron la aparición del SIDA en los Estados Unidos adquiere otra perspectiva. En 1984, cuando se anunció que el VIH era la única causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida, nadie habló de poppers excepto los disidentes (1). Por lo tanto, es necesario volver al comienzo de la epidemia para comprender el papel que juegan los nitritos inhalados en la aparición y definición del SIDA.

Una medicina de último recurso

El nitrito de amilo fue sintetizado por primera vez en 1844 por el farmacéutico francés Antoine Jérôme Balard. Se destacó unos años más tarde por sus efectos en el monitoreo de pacientes que padecían angina de pecho, una enfermedad cardiovascular también llamada angina. Por supuesto, tomar nitrito de amilo con fines médicos es muy ocasional. Ocurre cuando el paciente sufre espasmos coronarios, insuficiencia respiratoria causada por el estrechamiento de las arterias, lo que provoca la falta de oxígeno suministrado al corazón. En esta etapa, la terapia tiene pocos efectos secundarios no deseados.
Cuando el SIDA apareció por primera vez en 1979, el síndrome se denominó en un primer momento GRID, deficiencia inmunológica relacionada con los homosexuales (la deficiencia inmune vinculada a la homosexualidad). Michael Gottlieb, médico especializado en enfermedades venéreas contraídas por jóvenes homosexuales, es el primero en identificar el fenómeno en Los Ángeles. Nueva York será la segunda ciudad afectada. Pero porque la enfermedad ataca solamente a los homosexuales, solo en estas dos regiones? ¿Cómo explicar esta anomalía si realmente es una enfermedad infecciosa?

El emblema de la causa gay.

En ese momento, había dos categorías de homosexuales. La gran mayoría llevaba una vida normal, como pareja o con una pareja ocasional; en lugar de ser heterosexuales, eran gay, punto. El segundo grupo, mucho más pequeño en tamaño, se concentró en las regiones de Los Ángeles y Nueva York; se entregó a "prácticas extremas": sexualidad totalmente desenfrenada, apoyada por el consumo de productos altamente tóxicos e inmunosupresores, que van desde cocaína o heroína hasta alcohol, incluidos los poppers. ¿Por qué poppers? Los inhalantes a base de nitritos y solventes tienen propiedades que satisfacen las necesidades de esta clientela: 1) intensifican y prolongan la sensación de orgasmo durante las relaciones sexuales, 2) causan relajación de los músculos del esfínter, que facilita la penetración anal, 3) alivian el dolor causado por la penetración frecuente y repetida, 4) tienen efectos psicotrópicos potentes. En los años setenta, los moda de los poppers alcanzaba su apogeo; Todas las revistas gay estaban llenas de anuncios que promocionan los efectos milagrosos de los nitritos. Regularmente vemos en clubes gay, tipos con ojos demacrados, que deambulan con una botella de poppers debajo de sus narices. Históricamente, esta droga moderna estuvo asociada con el movimiento de liberación gay en los Estados Unidos en la década de 1970. Si los homosexuales son las primeras víctimas históricas del SIDA, es fácil entender que no todos los homosexuales se veían afectados de la misma manera. Michael Callen fue uno de los primeros pacientes en Nueva York, que sufría de muchas enfermedades oportunistas. En ese momento, el SIDA se nos presenta como una enfermedad que mata en unos pocos meses. Paradójicamente, durante 11 años, Michael Callen será uno de los mejores defensores de la causa gay en los Estados Unidos, denunciando el estilo de vida de los pacientes de los que forma parte, como una de las causas principales del SIDA (ver recuadro).

¡Un derivado de la dinamita!

El término nitrito proviene del nitroglicerol o trinitrina, en otras palabras, la TNT o dinamita. De hecho, este último tiene muchos derivados utilizados en medicina por sus facultades vasodilatadoras (2). Este es el caso del nitrito de amilo, que tiene un origen en común con el Viagra. Ambos fueron diseñados para facilitar las necesidades respiratorias de la angina. Y al igual que Viagra, el nitrito de amilo estimula los órganos sexuales masculinos.
Originalmente, el medicamento se vendía en forma líquida, en pequeñas ampollas de vidrio dentro de un tejido (Le Vaporole); se llaman "ampollas". El consumidor aplasta la bombilla con un pañuelo, que lleva inmediatamente delante de la nariz para inhalar los vapores. En el momento en que se rompe la ampolla, hace un pop, un pop, que le da su nombre, popper. El mayor productor de este medicamento de nitrito de amilo es el gigante farmacéutico Burroughs Welcome. Las inscripciones en la caja de Vaporole indican claramente a cada lado de la tapa, "Veneno". Curiosamente, Burroughs Welcome será también el futuro fabricante del AZT. El AZT es el fármaco antiviral promocionado durante mucho tiempo como única terapia para combatir el SIDA. Sin embargo, el AZT nunca sanó a nadie; sobre todo, ha provocado una controversia generalizada debido a sus efectos secundarios excesivamente tóxicos (4). En los años sesenta, cuando Vaporole fue reemplazado por grageas (a base de nitroglicerol), su fabricante buscó nuevos puntos de venta.

Una droga de combate

Estados Unidos está en medio de la guerra de Vietnam y Burroughs Welcome (3) se vuelve hacia los soldados. Debido a que además de los efectos vasodilatadores que satisfacen las necesidades de la angina, el nitrito de amilo produce un impulso vital intenso e inmediato (en aproximadamente quince segundos), que acompaña a una fuerte sensación de euforia. Los poppers se convierten en el estimulante de las IG en el sudeste asiático, su droga legal (la drogadicción de las IG durante la Guerra de Vinam es un hecho histórico establecido). Cuando regresan a casa, estos IG reclaman su droga favorita. Cumplen los trámites necesarios y, con la ayuda de los fabricantes, la venta de poppers es legalizada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). El público general puede obtenerlos sin receta. Un año después, los resultados son catastróficos: numerosas quemaduras en la piel, desmayos, problemas respiratorios, anormalidades en la sangre ... La venta de poppers está nuevamente sujeta a prescripción por parte de la FDA.

El boom comercial

Fue entonces cuando un estudiante homosexual californiano, Clifford Hassing, utilizó otro derivado, el nitrito de butilo, también desarrollado a fines del siglo XIX, que nunca se había utilizado con fines médicos (Brunton, 1897). Luego, los laboratorios privados producen nitrito de isobutilo y propilo. Todos los nitritos alquil-alifáticos o cíclicos tienen efectos vasodilatadores: relajan los músculos de los vasos sanguíneos. Cuando estos efectos alcanzan los vasos cerebrales, aumentan la presión dentro del cráneo, produciendo una sensación de euforia de "altura"; También aumentan el rendimiento sexual (Everett, 1975 - Hollister, 1975). Mezclados con solventes, pronto invaden el mercado, empaquetados en botellas opacas de 20 a 30 ml, de color marrón, vendidas en sex shops, lugares públicos frecuentados por homosexuales, por correspondencia a través de revistas gay, luego por Internet. El consumidor desenrosca la tapa del recipiente cerca de su nariz para inhalar los vapores extremadamente volátiles, recordando el olor frío y la sensación corrosiva del queroseno. El efecto de una inhalación es de corta duración, 5-10 minutos en promedio. Por lo tanto, es necesario inhalarlo con frecuencia para mantener los efectos durante toda la noche o durante la noche.

Afrodisíacos ... desodorantes

A pesar del requisito de presentar una receta de nitritos farmacéuticos, su uso como droga va ganando terreno. Se enumeran los primeros efectos tóxicos. En 1976, el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) registró 13 ingresos a la sala de emergencias debido a los efectos secundarios de tomar nitritos, mientras que los servicios de salud en los Estados Unidos registraron otros 84 casos de reacciones adversas. Los nitritos se han convertido en los afrodisíacos de la comunidad gay moderna y liberada de los años setenta. Bajo la presión de los fabricantes, la FDA acepta que se puedan vender sin receta, siempre que estén etiquetados y se vendan como ambientadores de interiores.

El periodista de Gay Native de Nueva York, John Lauritsen, denuncia un ejercicio de prestidigitación escandaloso: "Si una droga como el nitrito de butilo se puede comercializar como un “ambientador de interiores ", eso significa que puedes vender lo que quieras como quieras. Pronto se venderá heroína que dice curar las picaduras de mosquitos (solo para uso externo), y las granadas se usarán como portapapeles”. Si bien el uso de poppers como droga recreativa comenzó a principios de los años sesenta, la "locura de los poppers" se extendió entre 1974 y 1979. Se estima que en 1978 se vendieron más de 100.000 botellas de nitritos por un volumen de $ 50 millones. En 1980, las ventas alcanzaron los $ 100 millones; el NIDA estima que 5 millones de personas respiraban nitritos más de una vez por semana. Casi todos ellos homosexuales. En 1979, se identificaron 19 casos de sarcoma de Kaposi y neumocistis, 56 casos en 1980. En 1981, el consumo de poppers se asoció oficialmente, médicamente con estas enfermedades. Sin embargo, por un segundo juego de prestidigitación, estos casos pronto fueron renombrados como "SIDA", la nueva enfermedad infecciosa que andaba a la búsqueda desesperada de su virus hasta 1984.

Los primeros casos de SIDA

En 1980, Thomas Haley, un reconocido toxicólogo estadounidense, publicó un resumen de dos páginas que contenía 115 referencias asociadas con los efectos tóxicos de los nitritos. En 1981, cuando apareció el SIDA (entonces llamado GRID), todos aquellos que estudiaban los efectos del uso de nitritos por adictos a las drogas sabían que eran una de las causas del sarcoma de Kaposi (KS) y de neumonía por Pneumocystis Carinii ( PCP), las dos enfermedades del SIDA de los homosexuales en los Estados Unidos y en Europa (Goedert et al., 1982). El hecho se establece desde un punto de vista epidemiológico y biológico. Pero solo se trata de una categoría de homosexuales: son los adictos intensos cuya droga favorita es el popper. Harry Haverkos, ejecutivo de los CDC y luego gerente de SIDA de NIDA, realizó un estudio en 87 pacientes homosexuales que padecen KS y PCP. Este estudio confirmó el estilo de vida adictivo de todos los pacientes, cuyos cuerpos están masivamente embebidos con drogas de todo tipo: poppers (97% de pacientes), anfetaminas (93%), cocaína (66%), LSD (65). %), mandrax (59%), cloroetano (48%), barbitúricos (32%), heroína (12%), drogas intravenosas (17%). Además, el 58% de los pacientes usaron al menos 5 fármacos diferentes y muy intensamente. Agregue a eso la sexualidad exacerbada de estos pacientes, el intercambio de patógenos (ETS) y la gran ingesta regular de antibióticos para la profilaxis. ¿Podrían estas personas gozar de buena salud?

Prestidigitación

Por lo tanto, se establece el perfil de las primeras víctimas homosexuales del SIDA. El Boletín Epidemiológico Semanal de los años 80 y 90 confirma esta tendencia en Francia: ya sean usuarios de drogas homosexuales o intravenosas, la gran mayoría de los pacientes con SIDA incorporan en su organismo productos reconocidos como inmunosupresores altamente tóxicos. A pesar de esto, después del anuncio del descubrimiento del VIH (formalizado en abril de 1984), los medios de comunicación y las autoridades públicas han perdido interés en el impacto del uso de poppers (y otras drogas) en la salud de los homosexuales. Solo transmiten información sobre un virus transmitido a través de fluidos corporales o cuando comparten agujas (6). Los intentos de demostrar que las principales patologías que afectan a los pacientes homosexuales, el sarcoma de Kaposi (KS) y la neumocistis (PCP), tienen un vínculo directo con su estilo de vida y, principalmente, el consumo de nitritos, son vetados en la investigación: no pueden encontrar financiación. Sin embargo, muchos estudios ya han demostrado que la inhalación de nitritos en dosis concentradas durante un largo período de tiempo tiene efectos cancerígenos, mutagénicos e inmunosupresores, que pueden causar KS y PCP. Además, los síntomas de este cáncer de piel (SK) generalmente aparecen en la cara, alrededor de la nariz y en el pecho de los pacientes, las dos partes de su cuerpo a través de las cuales pasan los nitritos inhalados antes de llegar al cerebro.

Peligros probados

La ortodoxia médica tardó diez años en aceptar revisar su punto de vista. El 24 de mayo de 1994, Harry Haverkos organizó una reunión titulada "Revisión técnica sobre inhalantes de nitritos". Harry Haverkos ya había publicado varios artículos sobre la relación entre los nitritos y el sarcoma de Kaposi relacionado con el SIDA. Robert Gallo, entonces considerado el co-descubridor del VIH (antes de ser prohibido por fraude científico), participó en la reunión. Él también ofreció revisiones importantes sobre la etiología de la enfermedad. El grupo de científicos presentes estableció varios hechos: 1) es absolutamente necesario tener en cuenta los cofactores, incluidos los poppers; 2) El VIH no causa KS, solo lo empeora; 3) El VIH ya no es responsable de la muerte de las células T, su acción es indirecta.
De hecho, la literatura científica tiene innumerables estudios que muestran los efectos tóxicos de los nitritos inhalados en grandes dosis, como en el caso de las adicciones para las que fueron fabricados y vendidos. Se sabe que estos compuestos, como todas las drogas duras, suprimen el sistema inmunitario. Goedert y col. (1982) señalan que la proporción de linfocitos en la sangre periférica es menor entre los usuarios que entre los no usuarios. Hersch y col. Demostraron en 1983 los efectos inmunosupresores de los nitritos en leucocitos (glóbulos blancos) en la sangre periférica. Durante su trabajo, señalan que los efectos del nitrito de isobutilo pueden contribuir al desarrollo de enfermedades infecciosas y cánceres; sin embargo, el tiempo de exposición no excede las dos horas. Jacobs y col. (1983) demuestran la toxicidad celular de nitritos en ratones. Lotzova et al. Demuestran la disminución de las células asesinas naturales (defensas inmunes). (1984) No es todo. Los nitritos también causan deficiencias pulmonares, daño cerebral, estrechamiento arterial, atrofia del timo, etc. Finalmente, dos estudios muestran que hay homosexuales que ya no pueden tener relaciones sexuales sin el estímulo de los poppers (8).

Ciencia sin escrúpulos

Solo dos estudios consideran que los poppers no son drogas peligrosas. El primero se realizó en ratones expuestos a vapores de nitrito de isobutilo equivalentes a la desodorización atmosférica, de acuerdo con la clasificación comercial del producto (9). Concluyó que ningún animal exhibía ciertas reacciones inmunotóxicas. Las revistas y fabricantes de Poppers se pusieron las botas, contentos de recibir el respaldo del CDC, que abrió la puerta a su negocio muy lucrativo. Este exonerador estudio de poppers acompañó la nueva ola de anuncios en revistas. Hoy, los científicos niegan este estudio, cuyos protocolos no corresponden a ninguna realidad. Los homosexuales que sufren de SIDA, los consumidores de poppers, respiran nitritos en dosis muy grandes durante 15 a 20 horas por día, durante un período de varias semanas a varios meses. En la reunión del 24 de mayo de 1994 convocada por Harry Haverkos, Daniel Lewis, uno de los firmantes del estudio, explicó las razones por las que este estudio ya no podía considerarse.
El segundo estudio fue considerado durante mucho tiempo como la "biblia de los poppers". Encargado en 1978 por Pharmex (fabricante de una marca de poppers más vendida) que lo financió ($ 200,000), forzó la decisión del gobierno de California de liberalizar la venta de nitritos en forma de ambientador ( 10) Por segunda vez, las dosis de nitritos utilizadas para estudiar sus efectos no se correspondían con la realidad de la drogadicción que afectaba a estos sujetos.

Los poppers 50 años después

A finales de junio de 2011, el Barómetro de Salud del Instituto Nacional de Prevención y Educación para la Salud (Inpes, Francia) señaló en su informe público que el consumo de poppers había aumentado significativamente. En 2000, el 2.4% de los jóvenes dijeron que lo habían usado; estos constituyeron el 13.7% en 2008. Los casos de abuso y dependencia están aumentando en población cada vez más joven. Efectos psicotrópicos, búsqueda de sensaciones fuertes, estos son medicamentos ideales para raves que se extienden durante varios días, orgasmos prolongados, la necesidad de sensaciones fuertes, la patada para reiniciar la máquina, etc. Por supuesto, la gran mayoría de los jóvenes no consumen poppers en las mismas condiciones que los homosexuales en los años setenta. Sin embargo, deben saber que los productos utilizados son cada vez más adulterados y clandestinos. Por lo tanto, presentan riesgos desconocidos significativos, en comparación con los de los laboratorios para uso médico. Los primeros nitritos producidos fuera de los laboratorios ya contenían queroseno, ácido clorhídrico o dióxido de azufre, entre otras impurezas. Recordemos también el testimonio de Michael Callen (recuadro). No hay ningún secreto sobre las enfermedades causadas por poppers y otras drogas. ¡Vidas humanas están en juego! Es por esta razón que las autoridades públicas de la mayoría de los países ahora han prohibido este medicamento, que se sabe que tiene efectos fatales.

Los poppers y la ley

En Francia, el primer texto que prohíbe los poppers data de 1990 (decreto n ° 90-274). Solo tiene en cuenta productos basados ​​en nitritos de butilo y pentilo. En 2007, un segundo decreto (n ° 2007-1636, 20 de noviembre) completó el primero, pero fue cancelado por el Consejo de Estado el 15 de mayo de 2009, a solicitud del fabricante (France Conditionnement Création) y el distribuidor (Hombres Club), con el argumento de que "el Primer Ministro, según los datos existentes en el archivo, adoptó una medida excesiva y desproporcionada con respecto al riesgo para la salud y la seguridad de los consumidores que la comercialización de este producto pueda constituir".
Por otro lado, desde el decreto del 29 de junio de 2011, publicado en el Diario Oficial el 7 de julio de 2011 (Orden del 29 de junio que aplica parte de las reglamentaciones sobre estupefacientes a productos que contienen nitritos alifáticos, cíclicos o heterocíclicos y sus isómeros (Ministerio de Trabajo, Empleo y Salud), los poppers, sustancias inhaladas, están prohibidas en Francia por las autoridades sanitarias, excepto para uso estrictamente médico. Esta nueva ley, si continúa, pone fin a la vaguedad global que reinaba en el tema, entre las reversiones legales y el marketing salvaje (este último todavía vigente). En Bélgica, la ley dice que los poppers solo pueden dispensarse o venderse al por menor por los farmacéuticos (Anexo IV del Real Decreto de 22 de diciembre de 1997); también se incluyen las sustancias venenosas y tóxicas (MB de 20/02/1998). Sin embargo, los consumidores franceses se jactan de poder abastecerse sin problemas en Bélgica. En los EE UU, los poppers se vendieron durante un tiempo como perfumes de interiores y ambientadores para habitaciones, luego como productos de limpieza para reproductores de video, plumeros, los poppers ahora están prohibidos, si no muy regulados en casi todos los estados. En el Reino Unido, el nitrito de amilo se ha reclasificado como medicamento recetado desde el 13 de enero de 1997. Está disponible, pero está prohibido venderlo si se inhalan los nitritos. Solo están disponibles en farmacias y otros puntos de venta acreditados.

Daños a la vista

En resumen, parece que las autoridades finalmente comienzan a evaluar el peligro que representan los poppers. Hasta la fecha, las sustancias volátiles incluidas en la tabla de drogadicción (incluidos los nitritos) no figuran en la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes ni en la Convención sobre Sustancias Psicotrópicas de la misma organización. Y en los países occidentales, todavía es fácil obtener este medicamento "bajo cuerda" o en Internet. Como siempre se puede prescribir con receta, también tiene un aura farmacéutica que hace que los grupos homosexuales digan que es menos peligroso que el alcohol o el tabaco. Algunos sitios gay incluso llegan a argumentar que la sustancia es, como el cannabis, víctima de una "política hipócrita". ¡Un producto sintético altamente tóxico en pie de igualdad con una planta milenaria! Más preocupante: las advertencias oficiales tratan sobre los riesgos de intoxicación y daño ocular, pero nunca sobre los efectos devastadores de los nitritos en el sistema inmunitario. A fortiori, la correlación nunca se menciona entre los poppers y el SIDA. Mientras tanto, hasta que no se (r) establezca la conexión (entre poppers y sida), las botellitas siniestras pueden causar todavía mucho daño …


Por Renaud Russeil

----------------------


MÁS INFORMACIÓN


Publicaciones:


1. Sida, el fracaso de la ciencia contemporánea por Neville Hodgkinson


2. Salud y peligro de los inhalantes de nitritos, cap. 1, inhalantes de nitrito, perspectiva histórica por Guy R. Newell, Margareth R. Spitz, Michael B. Wilson.


3. La guerra del SIDA por John Lauritsen, cap. 10, Poppers, el fin de una era.


4. Death Rush, de John Lauritsen y Hank Wilson (1986) recopila y resume los artículos publicados en la literatura científica que demuestran el peligro que representan los poppers (p19 David Durack - p24-25 Haverkos - p28 Harold Jaffe - p29 - p30, l estudio que habría llevado a creer que los poppers no eran peligrosos, con explicaciones).


5. Poppers - Riesgo compuesto de infección por VIH (investigación bibliográfica) - reúne estudios que demuestran los efectos tóxicos de los nitritos.


6. La historia de los poppers, por Ian Young.


7. Encuesta sobre el SIDA: verdades amordazadas - Renaud Russeil, Ediciones Vivez Soleil, 1997.


Sitios de Internet para consultar:


1. http://www.emcdda.europa.eu/publications/drug-profiles/volatile_en


2. http://www.emcdda.europa.eu/publications/drug-profiles/volatile/en


3. www.drogues.gouv.fr/autres-consommation/poppers-colles-solvants/


4. Comité de ONG de Viena sobre Drogas

RECORDANDO A MICHAEL CALLEN                

En 1982, Michael Callen se enteró de que tenía el nuevo síndrome. En consecuencia, dedicó los últimos 11 años de su vida a convencer a científicos y homosexuales de que era necesario tener en cuenta el estilo de vida de la comunidad gay más afectada, para comprender las razones de sus enfermedades (KS y PCP). Entrevistado en la década de 1990 por el periodista de London Medical Time, Neville Hodgkinson, respondió: "¡Intenta enviarte 3.000 hombres antes de cumplir 26 años y sin enfermarte! Yo era un niño. Experimenté la primera ola de personas que tenían SIDA: fueron los fundadores del club de los 10.000, habían tenido al menos 10.000 parejas sexuales diferentes”.

Michael Callen aclaró que solo una minoría de hombres en la comunidad homosexual estaba relacionada con la práctica del sexo tan extrema; todos sabían que los pacientes con SIDA pertenecían a este grupo. Michael Callen fue uno de los primeros en denunciar la responsabilidad de las drogas que hacían posible que pudieran tener relaciones sexuales repetidas durante noches enteras (los poppers). En retrospectiva, entendió claramente que estos hombres concentraron, por efecto promiscuo, todos los microbios transmisibles que existían en el planeta. Concretamente, todos estaban constantemente enfermos e infectados entre sí.

En su libro Surviving Aids, Michael Callen recuerda no haberse hecho ninguna pregunta cuando supo que tenía la nueva enfermedad. ¿Podría ser de otro modo? No necesita un virus, su sexualidad y las drogas que tomó, para asumir que lo habían convertido el candidato perfecto.
Había ido a los baños (bath houses) una vez a la semana, a veces dos. Allí tenía al menos cuatro o más socios. Esto duró nueve años, multiplicado por cincuenta y dos semanas, más de 1.800 contactos sexuales. A los baños se agregaron otros lugares frecuentados por gays en Nueva York, donde tenía al menos tres parejas por semana, 780 más. ¡Y había orgías! El Instituto Nacional del Cáncer (EE UU) confirmó, sobre la base de estudios realizados por los CDC en marzo de 1982 (Centro para el Control de Enfermedades Infecciosas, EE UU), Que "el promedio anual de parejas sexuales masculinas entre los pacientes homosexuales (SIDA) durante su vida fue de 1160 ... "

                                                                     

Entre 1973 y 1975, Michael Callen desarrolló todas las patologías posibles e imaginables como consecuencia de su estilo de vida: mononucleosis infecciosa (generalmente causada por el virus de Epstein-Barr) y uretritis (infección de la uretra). En 1975, tuvo su primera gonorrea (infección de los órganos genitourinarios). El efecto bola de nieve se precipitó. Las enfermedades recurrieron cada año, una o más veces, además de una infección amebiana, una infección por shigella (disentería bacilar), seguida de una primera sífilis. A partir de 1981, cada relación sexual resultó en el despertar de una enfermedad de transmisión sexual (ETS), a la que pronto se le añadió herpes, verrugas venéreas, salmonella, el virus de Epstein-Barr, etc., hasta 'el diagnóstico final. En 1982, le dijeron a Michael que tenía GRID en forma de criptosporidiosis (una infección intestinal que generalmente afecta al ganado, desconocido en humanos), acompañado de una deshidratación irreversible. No había tratamiento.


Michael Callen luego firmó con Richard Berkowitz, un artículo notable en el New York Native de noviembre de 1982, titulado "Sabemos quiénes somos": "Nos quedamos callados porque no pudimos o porque nos negamos a aceptar la responsabilidad que nuestros propios excesos habían jugado en nuestros problemas de salud”. Pero sabemos profundamente quiénes somos y sabemos por qué estamos enfermos. Michael murió el 27 de diciembre de 1993, oficialmente de complicaciones relacionadas con el SIDA. Pero su muerte de ninguna manera impide su lucidez: tal forma de vida y un pasado tan patológico seguramente desgastaron más su organismo que un virus culpable demasiado conveniente.

----------------------------------------

Artículos relacionados publicados en nuestra página:

- Poppers, subidón mortal
http://superandoelsida.ning.com/profiles/blogs/poppers-subidon-mortal

- Las drogas en el ambiente gay. "Yo estuve ahí ..." http://superandoelsida.ning.com/group/losempollones/forum/topics/la...

- Poppers, el dulce aroma de la hipocresía
http://superandoelsida.ning.com/profiles/blogs/poppers-el-dulce-aro...

- El contexto histórico del nacimiento del Mito del Sida
http://superandoelsida.ning.com/profiles/blogs/el-contexto-historic...

Visitas: 521

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Superando el Sida para añadir comentarios!

Participar en Superando el Sida

Comentario por Manuel Garrido Sotelo el octubre 11, 2020 a las 8:46pm

Sí, es una vergüenza, habiendo como hay tanta oenegé dirigida a gays vih+, que no adviertan, como es debido, de los peligros de los poppers, un producto cuyo uso es prácticamente exclusio de homosexuales masculinos. En una de sus charlas el Dr Peter Duesberg citó estudios (creo que del NIAD, Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas), donde se mostraba una correlación, que llegaban hasta el 100%, entre consumo de poppers y sarcoma de Kaposi. No tiene nada de extraño que, ya desde el principio de esta historia, uno de los principales objetivos de las campañas propagandísticas fuera precisamente la comunidad homosexual americana, con la colaboración de importantes líderes de la lucha por los derechos de los homosexuales, como es el caso de Larry Kramer, fundador de ACT UP, o Martin Delaney, que pasaron de ser muy críticos con la postura oficialista del vih-sida a ser fieles seguidores de la misma, todo ello con dinero de por medio, como cita el Dr Duesberg en uno de los capítulos de Inventing The AIDS Virus, como hemos recogido en el artículo sobre el origen de las ONGs del sida, en el enlace http://superandoelsida.ning.com/profiles/blog/show?id=2597016%3ABlo...

Comentario por Quirón el octubre 10, 2020 a las 5:47am

No hay de qué avergonzarse, compañero Cristóbal. Como bien dices en la comunidad gay no hay advertencias sobre los poppers, todos los discursos de prevención se concentran en el uso del condón y hacerte los test del llamado"VIH". Los poppers son productos muy fáciles de conseguir, incluso estudiantes de medicina con los que he tenido sexo me invitaron ese tipo de sustancias. En fin, son productos de uso muy extendido y, lamentablemente mal regulados por su carácter clandestino. Mientras no se hable claramente del daño que causan al usarlos de forma abusiva, más compañeros seguirán dando positivo a los "test".

Comentario por Superando el Sida el octubre 9, 2020 a las 7:18pm

Hola Cristobal, antes de nada gracias por comentarnos tu experiencia. Decirte también que no cabe pensar en ningún tipo de daño, y mucho menos daño permanente, habiendo hecho un uso ocasional de los poppers, los cuales precisan de un uso más o menos continuado para provocar lesiones o daños.

Dices también en tu comentario que nunca llegaste a la etapa sida, con respecto a lo cual se debe aclarar que, al contrario de lo que nos han contado, no existe aquí ningún problema progresivo y fatal (sea provocado por un virus mutante al que llaman vih o por cualquier otra circunstancia, ya que el haber dado positivo en ese fraude de test que llaman de vih sólo indica que tienes un sistema inmune que reacciona normalmente produciendo anticuerpos ante estímulos como vacunaciones, contactos infecciosos y otros desencadenantes, como puedes ver en el artículo, sencillo de entender, que explica cómo funcionan los mal llamados tests de vih .

También te resultará de utilidad el artículosobre la inmunodeficiencia.

Esperando que todo siga yéndote bien.

Comentario por cristobal el octubre 9, 2020 a las 2:11am

Hola a todos:

Yo use poppers en varias ocasiones, los deje después de mi etiqueta.

Fui un tonto lo se, comúnmente en la comunidad gay se plantea que no tienen consecuencias para el organismo, no era consumidor asiduo, solo ocasional. En fin toca rectificar.

Fui diagnosticado como positivo en enero 2019, nunca llegado a la etapa de sida, ni he enfermado de ninguna cosa que le llaman oportunista. nunca he tomado ARVS.

Mi pregunta es la siguiente, quisiera saber si hay alguna manera de saber que daños puede tener mi cuerpo después de haberlos inhalados o si me podrían provocar daños como kaposi aun después de haberlos usado.

Y si es posible alguna forma de desintoxicar de esta sustancia.

Gracias a todos.

IMPORTANTE ANTES DE REGISTRARTE

Esta web tiene un carácter ABIERTO, por lo que recomendamos no usar tu verdadero nombre al registrarte para preservar mejor tu anonimato, ESTO ES MUY IMPORTANTE TENERLO EN CUENTA,  TU NOMBRE Y APELLIDOS, ASÍ COMO LOS COMENTARIOS QUE HACES AQUÍ, PUEDEN SALIR EN INTERNET

**********************************

Unirte es aceptar las

normas de uso de la red

******************************

© 2020   Creado por Manuel Garrido Sotelo.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio