Superando el Sida

Información objetiva que desmitifica el Sida

Sobre la conveniencia de ser discretos en nuestro trato con los médicos (Superando el sida)

Desde hace años advertimos a la gente en la página Superando el sida sobre la conveniencia de no comentar con los médicos la información que esta página ofrece, la información que aquí damos es para uso exclusivo de las personas etiquetadas, no es para discutir con zoquetes y luego en la práctica no hacerle caso.

Las razones de esta recomendación se basan en la experiencia adquirida durante años, no son cosa de un iluminado, tenedlas en cuenta por favor, pueden evitaros muchos problemas.

Hemos comprobado, por un lado, que comentar con el médico los puntos de vista disidentes es como hablar con la pared, no suelen creer nada de lo que se les comenta, ellos tienen la ciencia, la verdad en suma, ¿Van a tolerar que un paciente sepa más que ellos? Es frecuente también que interpreten la exposición de los argumentos disidentes, sea en cuestiones relacionadas con el valor del test, o de la utilidad de los tratamientos antirretrovirales, como que la persona ha caído en la negación, siendo frecuente que deriven a esa persona a la asistencia psicológica (sea psicólogo o el mismo psiquiatra).

Hemos visto, por otro lado, que además de ser inútil, puede ser contraproducente. ¿Por qué? Porque a menudo los médicos lo toman como una actitud desafiante. Los médicos tienen categorías de pacientes, una de las peores es la de “paciente no colaborador” a la que ahora se añade la etiqueta de paciente negacionista, una expresión que ya empieza a figurar hasta en los mismos informes médicos, como acabo de ver hace poco en el informe médico hospitalario de una persona a quien los médicos se niegan a tratar una anemia aduciendo que no toma arvs.

La experiencia de años nos ha enseñado que, si bien uno debe defender sus derechos y sus intereses, en este terreno y en el trato con los médicos quizás sea mejor hacerlo con las mínimas explicaciones posibles, evitando en lo posible lo que pueda ser interpretado como una actitud de confrontación, en la que ya se sabe quién va a salir perdiendo al final.

Por ejemplo, si te aconsejan tomar la medicación no tienes que ponerte a darle lecciones al médico sobre la naturaleza de estos tóxicos experimentales (no tienen estudios sobre su utilidad, por mucho que te digan que vienen respaldados por muchos estudios, lo que se llama “estudios a doble ciego con placebo”), puedes decir simplemente: “Mire doctor (bien sea el especialista o el de cabecera), no descarto tomarlos si fuera necesario, pero yo me encuentro bien y prefiero esperar”, y sobran más explicaciones.

Es curioso lo que está pasando en el ámbito del vih-sida, que obliga a hacer este tipo de recomendaciones. Por primera vez en la historia los pacientes, en ciertos temas, saben más que sus propios médicos, obcecados con su propia visión que creen infalible, lo que los sitúa, en virtud de toda la información de tipo médico que se les ha venido secuestrando durante años, a años luz de sospechar siquiera hasta qué punto todo lo que están haciendo es una colección de auténticos disparates desde el punto de vista médico, independientemente de que se trate de diagnósticos, pronósticos o tratamientos.

Visitas: 784

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Completamente de acuerdo!
Con los médicos hay que ser prudentes

Responder a debate

RSS

IMPORTANTE ANTES DE REGISTRARTE

Esta web tiene un carácter ABIERTO, por lo que recomendamos no usar tu verdadero nombre al registrarte para preservar mejor tu anonimato, ESTO ES MUY IMPORTANTE TENERLO EN CUENTA,  TU NOMBRE Y APELLIDOS, ASÍ COMO LOS COMENTARIOS QUE HACES AQUÍ, PUEDEN SALIR EN INTERNET

**********************************

Unirte es aceptar las

normas de uso de la red

******************************

Contactos personales:

habilitamos un espacio, ligado a ésta red social :
rayuela

© 2018   Creado por Manuel Garrido Sotelo.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio