Superando el Sida

Información objetiva que desmitifica el Sida

Pregunta de Juan Gómez el 29 de septiembre de 2013

Hola, me gustaría saber por que se originan las infecciones cerebrales y si tienen relación con la baja en defensas o producto de una vida estresante, gracias.

Visitas: 554

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

En general podemos decir que, para que se produzca una infección, (sea cerebral o en cualquier otro órgano o tejido), es necesario por un lado la exposición al agente infeccioso, que puede ser más o menos virulento o agresivo, (en lo que también influye la llamada dosis infectante, o cantidad de gérmenes con los que se entra en contacto); por otro lado está el estado del huésped o sujeto infectado, si está de alguna forma inmunizado contra ese agente infeccioso, (inmunidad específica, por ejemplo, por vacunación), o si está de alguna forma debilitado. En este sentido por tanto el que una persona resulte infectada o no es el resultado de la interacción de esos dos factores, el agente infeccioso y el huésped.

Las causas que debilitan el organismo, haciendo que la persona sea más o menos susceptible de desarrollar una infección se citan y comentan en varios artículos en esta página, alguno muy reciente, como el que subió MANU recientemente, pero hay otros, por ejemplo: http://superandoelsida.ning.com/profiles/blogs/qu-es-lo-que-causa-e....

Una relación más amplia de estas causas puedes encontrarla en: http://www.mednet.cl/link.cgi/Medwave/PuestaDia/APS/1893.

¿Y las defensas? Depende de lo que tú entiendas por las defensas, es decir, si crees que las defensas son los linfocitos cd4, o si crees que las defensas son un conjunto de factores que se resumen en "el buen estado de mente y cuerpo", (al fin y al cabo el sistema inmune no es un compartimento aparte, separado del resto del organismo, todo aquello que debilite al organismo en general, o a cualquier órgano o función importante, repercutirá en el sistema inmune, desde una anemia a la falta de descanso).

En cuanto al estrés, ¿Está el estrés entre esas causas que se citan en los artículos?

En resumen, haz un pequeño cóctel con todas esas causas, (el debilitamiento ante las infecciones suele ser multifactorial), con o sin vida estresante, añádele un poco de microbios y ya tienes la respuesta.

Salud.

Varias personas de esta red fueron diagnosticadas como vih+ a raíz de ser hospitalizadas por una infección cerebral, por lo general una toxoplasmosis cerebral o una meningitis. No necesito decir que el susto para esas personas, la impresión causada, fue por lo general grande, algo más que si te hubieran etiquetado como vih+ sin más, en estos casos se trata de que, de repente, de la noche a la mañana, han pasado a ser considerados por los médicos como "enfermos de sida", por lo que el terror suele ser mayúsculo. Y claro, lo que menos se valora es que la misma infección ha podido ser, perfectamente, la causa del resultado positivo en el test, en este caso ha habido además también una infección seria, y generalmente suelen tener los cd4 bajo, todo lo cual parece confirmar a la perfección la hipótesis viral y lo que los médicos aseguran para justificar una medicación tóxica a largo plazo. 

Yo siempre pregunto (tanto en estos casos como en el caso de otra de las infecciones frecuentes, como es la neumonía, sea de tipo que sea), sobre qué pasó en las semanas o meses anteriores a esa infección cerebral, es decir, cómo comían, cómo descansaban, preocupaciones intensas por algo, acontecimientos traumáticos, (separaciones de pareja, quedarse sin trabajo, etc.), grado de intoxicación con lo que sea...), y por lo general las respuestas de las personas confirman que las causas de la inmunodeficiencia (*) no son nada misterioso, sino cosas más bien bastante comunes.

En cuanto al estrés, palabreja esa que es mejor poner en español y que se puede traducir por una intensa preocupación por algo que se mantiene durante un cierto tiempo, (hablo del estrés más intenso, pues un cierto estrés se considera parte de la vida diaria), claro que está entre los factores que debilitan la inmunidad, y eso es por algo evidentemente, además de confirmarlo la experiencia, hay hechos neurofisiólogicos que parecen explicarlo, como es el aumento de producción por el organismo de cortisol, (es sabido que la cortisona, que es un producto sintético de efecto similar al cortisol, aumenta la propensión a las infecciones), en situaciones de estres grande. Además, como todo el mundo sabe, cuando uno está muy preocupado por algo es frecuente que o bien no descanse bien, o coma de cualquier forma, o abuse más de ciertas cosas, como tabaco, alcohol, café....es decir, que los distintos factores que pueden debilitarnos en general suelen ir asociados. Todos estos factores no suelen aparecer, por lo general, en los libros de medicina, tampoco la correcta nutrición se estudia en la carrera de medicina, (sí en cambio en la de enfermería), al menos aquí en España, y eso que Hipócrates, considerado el padre de la medicina, decía: "Que la medicina sea tu alimento y tu alimento tu medicina".

Si hay algo que nunca encontraréis en todo este tinglado del sida es sentido común.

(*) Ojo, aunque algunos factores pueden coincidir, no es lo mismo causas o factores que pueden causar inmunodeficiencia que causas o factores que pueden provocar un resultado positivo en el test, el resultado positivo en el test en princiipio no indica inmunodeficiencia, ni que vayas a tenerla, si bien puede coincidir con una situación de déficit o desequilibrio del sistema inmune.

Hace un par de años alguien me regaló un número ya atrasado de la revista. Espacio Humano. He intentado ver en la web de esta revista, porque me gustaría que pudiérais leer el artículo completo, pero no lo tienen digitalizado, tienen números posteriores, pero no ese, que es el nº 143, de julio/agosto de 2010.

En ese número venía una entrevista con el maestro de yoga, escritor de más de 50 libros sobre el tema y muy conocido en España, Ramiro Calle, quien acababa de pasar por una gravísima infección cerebral a su vuelta de un viaje a Sri Lanka, donde había estado en un campo de meditación. No se supo al final el germen causante, sospechan si pudo tratarse de una infección por listeria, (una bacteria que puede transmitirse por agua, y frecuentemente por alimentos y que puede causar infecciones en cualquier parte del organismo, a menudo a nivel cerebral). Al final, parece que después de una porrada de antibióticos y unos cuantos días en la UCI, en los que estuvo casi todo el tiempo delirante, superó sin secuelas la infección.

Fue para él una terrible lección, según contó en la entrevista, con sus palabras: “Es curioso, pero yo nunca había estado enfermo, no conocía ni mi grupo sanguíneo, no me habían hecho ningún análisis, me faltaba vivir esa noche oscura de la que se sale…Yo tengo que reconocer que tengo superávit de confianza, y no he cuidado mucho lo de las vacunas y las comidas, (se refiere en relación con los lugares a donde suele viaja), y al final, tanto va el cántaro a la fuente que al fin se rompe”.

Y un poco más adelante, en esa entrevista, él mismo puntualiza: “Sí, hay que cambiar de actitud. En ocasiones hay que saber decir no. Este último año ha sido una verdadera locura de actividad, (conferencias, libros, presentaciones, artículos en varias revistas, prólogos de libros, viajes, programas de radio, consulta, clases de yoga, favores amigos…). Puede ser que mi sistema inmunitario se viera afectado por una situación de estrés y cuando llegué a Sri Lanka estuviera más debilitado que en los 140 viajes que he realizado anteriormente”…

 

 

Cuando leí hace casi dos años esta entrevista con Ramiro Calle, una persona para mí entrañable, (leí el primer libro de él en el año 1971, creo que fue el primer libro que Ramiro Calle publicó en España sobre Yoga), me alegré inmensamente por él. Al tiempo que celebré que hubiera salido victorioso de esa grave infección cerebral me puse a pensar en lo cerca que estuvo realmente de la muerte, (y no por causa del microbio causante de la infección cerebral sino por causa de los propios médicos), porque si a algún médico espabilado se le hubiese ocurrido hacerle un test de vih, (el cual no tiene nada de extraño que pudiera dar positivo en aquellas circunstancias, ya que está documentado que puede hacerlo en curso de muchas infecciones), es posible que Ramiro Calle no la hubiese contado, sobre todo con la nueva costumbre que algunos médicos han adoptado de dar antivirales, junto con los correspondientes antibióticos, en el curso infecciones graves.

Manuel Garrido Sotelo dijo:

Hace un par de años alguien me regaló un número ya atrasado de la revista. Espacio Humano. He intentado ver en la web de esta revista, porque me gustaría que pudiérais leer el artículo completo, pero no lo tienen digitalizado, tienen números posteriores, pero no ese, que es el nº 143, de julio/agosto de 2010.

En ese número venía una entrevista con el maestro de yoga, escritor de más de 50 libros sobre el tema y muy conocido en España, Ramiro Calle, quien acababa de pasar por una gravísima infección cerebral a su vuelta de un viaje a Sri Lanka, donde había estado en un campo de meditación. No se supo al final el germen causante, sospechan si pudo tratarse de una infección por listeria, (una bacteria que puede transmitirse por agua, y frecuentemente por alimentos y que puede causar infecciones en cualquier parte del organismo, a menudo a nivel cerebral). Al final, parece que después de una porrada de antibióticos y unos cuantos días en la UCI, en los que estuvo casi todo el tiempo delirante, superó sin secuelas la infección.

Fue para él una terrible lección, según contó en la entrevista, con sus palabras: “Es curioso, pero yo nunca había estado enfermo, no conocía ni mi grupo sanguíneo, no me habían hecho ningún análisis, me faltaba vivir esa noche oscura de la que se sale…Yo tengo que reconocer que tengo superávit de confianza, y no he cuidado mucho lo de las vacunas y las comidas, (se refiere en relación con los lugares a donde suele viaja), y al final, tanto va el cántaro a la fuente que al fin se rompe”.

Y un poco más adelante, en esa entrevista, él mismo puntualiza: “Sí, hay que cambiar de actitud. En ocasiones hay que saber decir no. Este último año ha sido una verdadera locura de actividad, (conferencias, libros, presentaciones, artículos en varias revistas, prólogos de libros, viajes, programas de radio, consulta, clases de yoga, favores amigos…). Puede ser que mi sistema inmunitario se viera afectado por una situación de estrés y cuando llegué a Sri Lanka estuviera más debilitado que en los 140 viajes que he realizado anteriormente”…

 

 

Responder a debate

RSS

IMPORTANTE ANTES DE REGISTRARTE

Esta web tiene un carácter ABIERTO, por lo que recomendamos no usar tu verdadero nombre al registrarte para preservar mejor tu anonimato, ESTO ES MUY IMPORTANTE TENERLO EN CUENTA,  TU NOMBRE Y APELLIDOS, ASÍ COMO LOS COMENTARIOS QUE HACES AQUÍ, PUEDEN SALIR EN INTERNET

**********************************

Unirte es aceptar las

normas de uso de la red

******************************

© 2021   Creado por Manuel Garrido Sotelo.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio